0

La oficina flexible impulsará la rentabilidad de inversiones inmobiliarias en los próximos años

oficina flexible coworking

Las oficinas flexibles o coworking son un fenómeno mundial que crece a pasos agigantados. Según un estudio realizado por Emergent Research, entre 2017 y 2020 se cuadriplicarán los espacios de coworking, en las principales capitales financieras del mundo. La previsión es que, para ese año, habrá en el planeta 26.000 espacios de trabajo colaborativo. Dicho modelo necesitará de inmuebles en los que asentarse. En muchos casos, la demanda de este tipo de espacios inmobiliarios se centrará en zonas céntricas de grandes ciudades, con buenas comunicaciones y que dispongan de una gran cantidad de metros cuadrados. Pero, vayamos por partes: ¿qué es el coworking u oficina flexible? ¿Por qué será un impulsor del mercado inmobiliario y de su rentabilidad?

Un lugar de trabajo que da respuesta a nuevos modelos laborales

Las ventajas para nuevas figuras profesionales, como autónomos o freelance, son indudables. Un coworking u oficina flexible permitirá a un emprendedor iniciar su actividad en unas instalaciones de calidad, con un coste mucho menor que el alquiler de una oficina con esos mismos servicios.

Los coworking ofrecen salas de reuniones, formación y asesoramiento para la actividad, una ubicación excelente, buenas comunicaciones, cocina, office, servicios de recepción y atención telefónica,  Internet, luz y otros suministros, etc. Todo lo necesario para transmitir una imagen profesional. Pero con un coste mucho menor que el que supondría la instalación de una oficina de este calibre por uno mismo.

Además, el compartir instalaciones con otros profesionales y empresas genera sinergias que favorecen el propio crecimiento del negocio. En definitiva, todo ventajas. Tanto es así que el modelo se extiende, y en España los analistas lo identifican como uno de los factores que incentivará la inversión en el ámbito inmobiliario en próximos meses.

Movimientos en el mercado inmobiliario a raíz del auge del coworking

Ejemplo de ello son algunas recientes aperturas con rehabilitación de edificios incluida. En zonas céntricas y con un precio de metro cuadrado por encima de la media. Por ejemplo, en Madrid ha abierto sus puertas Piamonte, un coworking promovido por Impact Hub Madrid, de 2.200 metros cuadrados y cuatro plantas, ubicado en el conocido barrio madrileño de Chueca.

Esto es sólo un ejemplo. Los analistas hablan de grandes multinacionales como WeWork, Regus o Lexintong, con grandes planes de expansión en España según confirma el informe elaborado por la consultora inmobiliaria CBRE, que ha analizado el devenir del mercado inmobiliario de nuestro país para este 2018.

coworking

Según sus analistas, los planes de crecimiento de este modelo de espacios de trabajo tendrán un impacto directo en el mercado inmobiliario de Madrid y Barcelona, principalmente. De hecho, el informe señala que este tipo de corporaciones han sido las principales demandantes de superficie en otras capitales Europas. Llegando incluso a contratar más suelo que otros sectores, como el financiero o el de servicios empresariales.

A los actores mencionados, hay que añadir propietarios como Merlin o Colonial, que también están introduciéndose en el ámbito del coworking y la oficina flexible. Colonial por ejemplo tomó participaciones en Utopic_US, una empresa especializada en la creación de este tipo de espacios, con coworking principalmente en Madrid, en las zonas de Duque de Rivas, Colegiata y Conde de Casal, y con planes de expansión en Barcelona. Entre los tres espacios mencionados de Madrid la compañía suma más de 2.000 metros cuadrados de instalaciones, en zonas céntricas de la capital.

Merlin ha concretado una operación similar con Loom House. Un espacio a cinco minutos de la Estación de Atocha en Madrid, con 1.000 metros cuadrados de espacios de trabajo, 3.000 metros cuadrados de jardines. Según anuncia Loom House en su propia página web, en el Barrio de las Letras abrirá próximamente otro espacio con cinco plantas que incluyen zona de descanso y terraza. Un total de 1.500 metros cuadrados de espacios de trabajo abierto y cerrado, más 400 metros cuadrados de espacio para actividades, formación e innovación.

Impulso de la rentabilidad

Este tipo de tendencias, contrasta con la falta de espacios amplios y con cierta calidad, lo que impulsa el alza de rentas en inmuebles que sean capaces de dar respuesta a estas necesidades.

Según el informe elaborado por Cbre, en 2017 la renta prime ascendió en Madrid un 10%, y un 8% en Barcelona, colocándose en los 31 € / metro cuadrado en la primera y en 23,5 € / metro cuadrado en la segunda. Las previsiones sitúan a Madrid como el mercado europeo con mayor crecimiento porcentual en prime. Eso en 2018, porque los estudios que analizan fechas más avanzadas en el tiempo auguran un alza de las renta aún mayor para ambas ciudades.

Por ejemplo, si nos fijamos en las previsiones de crecimiento anualizado de aquí a 2022, encontramos que ambas ciudades están entre las de mayor aumento de renta prime a nivel europeo, con un 6% de crecimiento para Madrid, lo que le coloca en primer lugar de este ranking. Un 3% para Barcelona, en séptima posición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.