0

Carpio Capital: «Encontramos en Urbanitae un equipo de trabajo motivado y experto en el sector inmobiliario»

Entrevistamos a José María Carpio, propietario y director general de Carpio Capital.

Carpio Capital es una promotora inmobiliaria especializada en proyectos de nueva planta y en rehabilitación de propiedades. Desde su creación en 2017, su objetivo es doble: por un lado, ser un elemento activo en la rehabilitación del legado inmobiliario en España y, por el otro, ofrecer proyectos inmobiliarios de calidad a precios competitivos. José María Carpio, propietario y director general de la compañía, nos cuenta en esta entrevista cuáles son sus orígenes, su evolución y cómo plantea el futuro del sector, para el que tiene buenas expectativas.

Carpio Capital es una empresa familiar con una trayectoria nacional e internacional de más de 30 años en el sector. ¿Cómo fueron los inicios de la promotora?

En lo personal, yo llevo más de 30 años como profesional en el sector. Mi familia, por su parte, ya viene de una larga tradición empresarial en la zona de Cádiz, desde finales del siglo XIX. Pero no es hasta el año 2016 cuando tomé la decisión de montar Carpio Capital. Yo llevaba desde el 2006 en Francia en un puesto de responsabilidad como presidente de una sociedad de promoción y patrimonial en el sector inmobiliario, pero ese año me empecé a plantear la opción de invertir en España y hacer proyectos de promoción aquí. Mi idea en principio era compaginar la actividad en Francia y España. Y así surgió Carpio Capital. A principios de 2018 volví a España y desde entonces dirijo desde Madrid esta compañía así como otras sociedades vinculadas al sector inmobiliario.

El Puerto de Santa María (Cádiz) ha sido epicentro de vuestros inicios. ¿Tenéis presencia actualmente en otras ciudades, tanto dentro y fuera de España?

Sí. Dada mi experiencia anterior en París, antes de emprender la actividad en España quería asegurarme de contar con emplazamientos que yo mismo conociera perfectamente, que no me asaltaran dudas tanto desde el punto de vista comercial y administrativo en cuanto a organismos locales y ayuntamientos. Así, me pareció que lo más razonable era empezar por un sitio al que pudiera hacerle seguimiento desde París. Aunque yo no he nacido en El Puerto, he vivido allí durante muchos años, por lo que me parecía que era el único sitio junto con Sevilla que cumplía los requisitos para invertir en España. Es eso lo que justifica que empezáramos en El Puerto de Santa María. Después, con la inercia de nuestra presencia allí se nos abrieron muchas oportunidades de negocio cercanas a nuestro primer proyecto, que precisamente era en el centro de la ciudad. Aunque después de esto hemos seguido desarrollando proyectos en El Puerto, actualmente también tenemos un proyecto en marcha en Francia, en una zona limítrofe de París.

Estáis especializados en rehabilitación de propiedades y en promoción y construcción de proyectos inmobiliarios de nueva planta. ¿Cuáles son los proyectos que actualmente tienen más demanda?

Creo que hay demanda para todas las tipologías, por lo que no pienso que se pueda decir que sean más demandados específicamente los proyectos de nueva planta. Lo que sí es evidente es que ahora, por una cuestión totalmente coyuntural –el impacto de la pandemia–, las personas tienen tendencia a buscar emplazamientos para su vivienda habitual donde puedan disfrutar de zonas verdes y jardines. De hecho, de alguna manera, lo hemos notado en nuestros proyectos de nueva planta en viviendas unifamiliares adosadas. Y es que, a pesar de que el desarrollo de ciertos proyectos nos ha coincidido con la época más difícil de la pandemia, no hemos tenido ningún tipo de inconveniente a la hora de las ventas. Nuestros proyectos, afortunadamente, están vendidos al 100%, aunque algunos estén en proceso de obra.

«El inmobiliario es un valor refugio donde la gente puede seguir invirtiendo sus ahorros, no solo con la vivienda habitual»

¿Qué ofrece Carpio Capital a diferencia de otras promotoras del mercado?

Para ser totalmente franco, no creo que haya ninguna promotora en el mercado que ofrezca nada especial. Cada una tiene su sello, su propio estilo, que al final se ve materializado, por ejemplo, en el tipo de colaboradores de los que se rodea para poner en marcha el proyecto. Una elección crucial es la del arquitecto, que puede ser más moderno o tender a una arquitectura un poco más clásica, de la que yo intento huir. En Carpio Capital pretendemos ofrecer proyectos que sean novedosos y que respondan a las formas de vida de las familias de hoy en día. Además, como nuestro personal y los compañeros que se encargan de la gestión nos acompañan desde hace mucho tiempo, somos expertos en la dirección de proyectos inmobiliarios, lo que garantiza el cumplimiento de los plazos, de las entregas o el respeto del presupuesto.

¿Cuál es el proyecto del que os sentís más orgullosos?

Si tuviera que quedarme con uno, creo que sería el primero que hemos terminado de todos, Pinares I, en El Puerto de Santa María, que ofrece una arquitectura nueva en la zona, perfectamente integrada, además, en un sitio rodeado de áreas verdes. Por otro lado, también hemos puesto mucha ilusión en el primer proyecto que contratamos, la rehabilitación de una casa palacio en el centro de El Puerto de Santa María, que al principio nos supuso muchos retos y dificultades para la obtención de la licencia de obras, trámite que suele complejizar un poco el proceso. A fin de cuentas, se trata de aportar un estilo nuevo con respeto a un edificio que fue concebido hace más de un siglo, por lo que, aun no estando completamente terminado, en Carpio Capital estamos muy contentos con el resultado.

Para la financiación de vuestra promoción residencial de Pinares I y II de El Puerto de Santa María contasteis con los inversores de Urbanitae. ¿Cómo se desarrolló esta operación? ¿Cómo valoráis la experiencia con la financiación participativa?

La verdad es que el proceso fue muy fluido. Aunque esto se lleva haciendo unos años en el mercado español, nos resultaba una herramienta de financiación bastante novedosa. Lo que nos encontramos en Urbanitae fue un equipo de trabajo muy motivado, gente muy competente y expertos del sector inmobiliario. Llegamos de forma fácil a un acuerdo para las dos partes. En general, la experiencia tanto con el personal que puso en marcha el proceso como con la compañía fue muy buena. La prueba de que quedamos muy contentos es que repetimos con el proyecto de Pinares II, algo que, de hecho, podría replicarse en nuevas colaboraciones con Urbanitae en próximos proyectos que ya estamos estudiando.

«Ofrecemos proyectos novedosos y que responden a las formas de vida de las familias de hoy en día»

¿Tenéis previsto algún plan de internacionalización en el corto plazo?

Tenemos dos compromisos a corto plazo y los dos están enfocados al desarrollo en Francia, en parte por una lógica de conocimiento y de experiencia previa. Como decía antes, yo he estado viviendo 12 años en París y guardo buena relación con personas clave del sector inmobiliario en este país. Tenemos un proyecto ya lanzado en Le Pré-Saint-Gervais, cerca de la capital, y tenemos comprometido otro proyecto que lanzaremos a final de año con un promotor francés del que aún no podemos decir mucho. Nuestro objetivo para 2022 es consolidar este primer proyecto, que tiene ya licencia, y otro proyecto adicional, ambos en Francia y ambos localizados en los alrededores de París.

¿Cómo visualizáis el futuro de vuestra compañía? ¿Cuáles son vuestros principales retos?

Mi idea es seguir haciendo promoción inmobiliaria. Nos hemos especializado en uso residencial, pero no estamos cerrados a usos alternativos, como proyectos vinculados a activos con gestión, coliving, residencial de personas mayores (senior living), proyectos comerciales… Estamos abiertos a distintas opciones. Lo que ocurre es que, cuando eres promotor, el negocio inmobiliario en España tiene un inconveniente, y es que es muy intensivo en capital, por lo que requiere de muchos fondos propios para poner en marcha cualquier proyecto, por pequeño que sea. Nuestro objetivo a corto plazo es hacer sólida la compañía y, a medio plazo, sería cubrir con éxito una ampliación de capital que nos permita poner más proyectos en marcha.

¿En qué momento diríais que se encuentra el sector inmobiliario? ¿Hacia dónde avanzará en este 2022?

El momento es muy bueno, al menos en España y más en particular en las zonas en las que trabajamos y conocemos más, Madrid y Andalucía. En Francia, creo que el análisis es similar. La característica más importante es que éste es un mercado con mucha liquidez, lo cual provoca una cierta presión con respecto a los precios de venta, pero que es una tensión que se detecta en zonas muy concretas, como en Madrid en el barrio de Salamanca o en zonas concretas de Sevilla y Málaga.

En el resto de ciudades relevantes, por lo general, creo que se mantiene una proporción de oferta y demanda equilibrada. Es un sector que va a seguir siendo la base de ahorro de muchas familias, incluso un valor refugio donde la gente pueda seguir invirtiendo sus ahorros, no solo con la vivienda habitual. Yo creo que las expectativas siguen siendo buenas y lo seguirán siendo mientras los tipos de interés se mantengan estables. Cuando empecé a trabajar en el sector, los tipos estaban entre el 12 y el 14% y se vendían viviendas sin ningún problema. Ahora los tipos de interés oscilan en torno al 2 y el 3%. Mientras estos sean previsibles, no creo que haya dificultad en que el sector inmobiliario se siga comportando correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.