0

“Falta mucha información sobre los fondos europeos”

Entrevistamos a Eloi Noya, managing director de Altria Corpo.

Altria Corpo es una empresa creada en 2013 por profesionales del sector financiero, con una experiencia de más 20 años en las áreas de banca de empresas, banca de inversión, real estate y consultoría financiera. Entrevistamos a Eloi Noya, managing director de la compañía, con ocasión de la reciente publicación del segundo Barómetro Empresarial de Fintech y Financiación Alternativa, realizado conjuntamente por el Instituto de Estudios Financieros (IEF) y la consultora financiera Altria Corpo.

Según el Barómetro Empresarial de Fintech y Financiación Alternativa – Otoño 2021, el acceso a la financiación bancaria se está complicando para las empresas. ¿Por qué?

Hay diversas razones. La pandemia ha dejado tocados a muchos sectores de la economía y se espera que ello aumente la morosidad e incidencias, por lo que la banca está muy cautelosa ante este escenario probable de repunte de la morosidad. A ello hay que sumar que este año empezarán a amortizarse muchos de los préstamos con garantía ICO que se otorgaron al principio de la pandemia, y se espera que muchas empresas tengan dificultades en su devolución.

¿Cuáles son las principales dificultades que encuentran las empresas a la hora de obtener financiación?

Fundamentalmente la reticencia de las entidades financieras a prestar a largo plazo si no es con garantías estatales (caso de los préstamos ICO) o garantías personales importantes. Con frecuencia también se percibe mucha rigidez en los criterios de concesión o en los plazos de amortización, no adecuándose a la generación prevista de ingresos, por ejemplo.

¿Cómo ha influido la pandemia en el sector financiero?

Por un lado, ha movilizado muchos recursos financieros por la vía de los préstamos con el aval del Estado, pero por otro lado ha restringido el resto de financiación, tanto de circulante como a largo plazo, y ha aumentado en definitiva la dificultad de acceso al crédito bancario.

El Barómetro llama la atención el escepticismo y el desconocimiento de las empresas respecto de los fondos Next Generation EU. ¿A qué crees que es debido?

De las conversaciones que hemos mantenido con las empresas encuestas deducimos que la comunicación y explicación de estos fondos por parte de las autoridades españolas y europeas es mejorable. Se han dado grandes titulares, pero las empresas se han preguntado en qué les podía beneficiar, para qué tipos de proyectos podían solicitar ayudas y financiación y cómo funcionaban las convocatorias y los procedimientos para todo ello, y la falta de información ha sido y continúa siendo muy grande.

¿Crees que la subida de tipos del BCE, de producirse finalmente este año, complicará más el acceso de las empresas al crédito bancario?

No creo que la subida de tipos vaya a endurecer los criterios de admisión de riesgo de las entidades financieras, que ya era de por sí muy elevado. Pero obviamente va a obligar a las empresas a pensar bien si el crédito que solicitan, en caso de ser aprobado, pueden devolverlo con esta subida del coste financiero.

“Una subida de tipos obligará a que las empresas piensen bien si pueden devolver el crédito que soliciten”

¿Qué grado de implantación tiene la financiación alternativa en España? ¿Cómo estamos en relación con la media europea?

Estamos en una tendencia positiva. En los últimos años hemos podido comprobar desde Altria Corpo cómo han ido surgiendo nuevos actores y soluciones dentro de la financiación alternativa, algunos con sede central en España y otros que han venido del extranjero y ven en nuestro país un lugar de oportunidades no del todo bien atendido por el sector bancario. Sin embargo, queda un largo camino por recorrer respecto a otros países europeos con una mayor implantación de fondos y plataformas de financiación alternativa, así como un mayor conocimiento de estos instrumentos por parte de las empresas.

De la mano de Loanbook Capital fuiste pionero en el fintech en España con un modelo de crowdlending. ¿Qué acogida tiene esta modalidad de financiación en nuestro país?

Como en el caso de la financiación alternativa en general, el grado de adopción del crowdlending es menor que en otros países, pero podemos decir que el sector ha ido avanzando con diversas plataformas que se van consolidando y que, con esfuerzo, están obteniendo poco a poco la confianza del inversor institucional, lo que permite ir financiando más proyectos y de mayor volumen. Queda sin embargo mucho trecho por recorrer, una normativa algo más favorable y el apoyo decidido tanto de la inversión institucional como de fondos públicos como ocurre en otros países cercanos.

¿Qué modalidades de financiación alternativa son las más utilizadas por las empresas actualmente?

Entre las modalidades más usadas destacan aquellas donde existe algún colateral a financiar, por ejemplo las plataformas de descuento de facturas o invoice trading son especialmente activas, y en la financiación a largo plazo destacaría las plataformas y fondos que mediante renting y fórmulas similares financian la adquisición de activos fijos. Para empresas de tamaño medio van surgiendo cada vez más fondos de deuda privada o direct lending con flexibilidad de plazos y criterios distintos a los bancarios que creo que pueden tener un gran impulso en estos próximos años. Y en un país como el nuestro, donde el sector inmobiliario es tan activo, obviamente existen fondos de financiación para proyectos inmobiliarios que están supliendo la gran restricción que observamos en los bancos por este sector.

“Queda un largo camino en la implantación de fondos y plataformas de financiación alternativa y su conocimiento por parte de las empresas”

Desde Urbanitae hemos observado un interés creciente por la financiación alternativa, singularmente el crowdfunding. Como expertos en real estate, ¿cómo veis desde Altria esta tendencia?

El alza del crowdfunding en los proyectos inmobiliarios tiene diversas razones en nuestro país. Por un lado, los inversores buscan rentabilidad en un entorno de tipos cero y la inversión en real estate es atractiva al ser de fácil comprensión, en muchos casos a unos plazos más bien cortos y una rentabilidad interesante. Por el lado de los proyectos inmobiliarios, los promotores se están encontrando muchas dificultades y rigideces en el planteamiento de muchas entidades bancarias, por lo que el crowdfunding puede ser una buena alternativa. En la medida en que haya plataformas de crowdfunding inmobiliario que se consoliden, esta tendencia al alza debería continuar.

¿Qué ventajas presenta frente a la financiación tradicional?

Para los promotores inmobiliarios el crowdfunding da la posibilidad de poder financiar proyectos interesantes que en una fase temprana todavía no tienen todas las unidades vendidas, y en general de una mayor flexibilidad e incluso creatividad para encontrar la mejor forma de financiar estos proyectos.

En una entrevista en octubre de 2020, afirmabas que el blockchain iba “a transformar el sector financiero y a generar nuevos modelos de negocio”. ¿Cómo ha avanzado esa transformación?

Yo diría que se ha acelerado, sin duda. Tras unos años de cierta decepción, en el que el blockchain parecía enfocarse solo a dar eficiencia a procesos bancarios o industriales y no encontraba casos de uso auténticamente disruptivos, en estos dos últimos años hemos asistido a la explosión de las llamadas finanzas descentralizadas o DeFi, a encontrar en los NFT una manera nueva de transferir valor y a descubrir el potencial de los llamados metaversos y el uso de blockchain y los criptoactivos para monetizarlos. Son modelos de negocio nuevos que abren infinitas posibilidades para estos próximos años.

¿Cómo ha cambiado el fintech y la digitalización el sector financiero en España? ¿Cómo han cambiado los clientes, sus necesidades…?

A veces no nos damos cuenta hasta qué punto la digitalización ha cambiado nuestra relación con las finanzas en pocos años. Hoy en día la mayoría de la población en España ya accede a los servicios bancarios mediante el móvil o Internet. Ello nos ha hecho mucho más exigentes como usuarios ya que pedimos a nuestro banco la misma rapidez, comodidad y bajo coste que el resto de aplicaciones digitales no financieras. El fintech ha contribuido mucho a esta transformación, innovando con productos y servicios más adaptados a nuestras necesidades, más sencillos y transparentes, con procesos más rápidos y cómodos, con menores costes y una mejor experiencia de usuario, que han llevado a su vez a las entidades tradicionales a redoblar su apuesta por la digitalización para no perder cuota de mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.