0

El mercado ‘living’ y el auge de las nuevas modalidades de vivienda

Living, coliving, senior living, multiliving…, a estas alturas es muy difícil no haber oído hablar de estos nuevos modelos poco convencionales pero que ofrecen nuevas formas de acceder a una vivienda y convivir. Se trata de un segmento en auge que es previsible que crezca considerablemente, tanto en volumen como en inversión, en los próximos años, pero que todavía presenta grandes retos como la necesidad de una normativa que lo regule.

El mercado del “living” se encuentra en una fase incipiente en nuestro país pero, según los expertos, despierta cada vez más la atención inversora. Lo conforman fundamentalmente cinco subsectores (viviendas de uso compartido –coliving-, inmuebles multifamiliares, alojamiento de estudiantes, viviendas asequibles y activos de uso sanitario), que tienen en común la idea de que los convivientes compartan una vida en común sin necesidad de ser familia. Según un informe elaborado por JLL, se estima que la inversión en activos living aumentará durante 2021 en Europa, tras alcanzar los 83.400 millones de euros en 2020. Así, el porcentaje de inversores que pretende incrementar su inversión en este tipo de activos ha pasado del 41% al 59%.

En cuanto al coliving, se originó en Silicon Valley al producirse una escasez de vivienda en alquiler tras la llegada en masa a San Francisco de jóvenes profesionales que tenían problemas para encontrar un espacio para vivir. Surge, por tanto, como respuesta a la necesidad de jóvenes estudiantes y trabajadores de residir en espacios céntricos y, al mismo tiempo, económicos. Vivir en un edificio destinado al coliving significa compartir con tus vecinos no solo las zonas comunes sino también momentos y experiencias. Suele reunir salas de trabajo, espacios de ocio y zonas comunes para que los residentes, en muchas ocasiones de diversos sectores, puedan trabajar, convivir y hacer vida social.

Esta alternativa de acceso a la vivienda para los jóvenes se ha importado de Estados Unidos a Europa y cobra cada vez más fuerza en los principales núcleos urbanos de España. En nuestro país poco a poco van surgiendo espacios de coliving, especialmente pensados para freelance, como Hub Fuerteventura, en Canarias; o Coliving Sende, en una aldea gallega. Y aunque en España, tal como señalan desde Corestate Capital en España, este fenómeno está tardando más en llegar que a otros países europeos porque el ciudadano es más dado a comprar que a alquilar, la tendencia está cambiando poco a poco. En el mercado español, la mayor parte de los proyectos se ubican en Madrid y Barcelona.

No obstante, estos nuevos modelos de vivienda no solo están enfocados a profesionales jóvenes o estudiantes, sino que también han alcanzado a otros sectores poblacionales como los mayores. Surgen así, entre otros, nuevos conceptos como el senior living destinado a personas mayores de 65 años independientes que poseen plena capacidad cognitiva y física. Según el informe Senior Living España, realizado por Savills Aguirre Newman, los principales operadores en senior living en Europa de Francia y Reino Unido muestran gran interés por la inversión en nuestro país debido al proceso de envejecimiento de la población.

En este 2021, los activos “living” o los nuevos formatos colaborativos en el segmento inmobiliario son, sin duda, junto a los activos alternativos, algunos de los grandes protagonistas del sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.