0

La firma de hipotecas se modera en abril: crece un 4,5%

La subida de los tipos de interés, y el endurecimiento de las condiciones de los préstamos, ya está teniendo efectos. Los últimos datos provisionales publicados por el INE, relativos a abril, revelan que la firma de hipotecas sigue creciendo, pero a menor ritmo. Una moderación que también hemos visto en la compraventa de viviendas.

Así las cosas, en abril se inscribieron 33.423 hipotecas sobre viviendas, lo que representa un alza del 4,5% respecto al mismo mes de 2021. El incremento contrasta con el registrado en marzo, cuando se firmaron 43.378 hipotecas, un 18,0% más en tasa anual. Aun así, el dato de abril es el mejor desde 2011 y supone encadenar 14 meses de subidas interanuales.

La ralentización coincide con lo observado por los registradores de la propiedad. En su avance de datos sobre compraventas de abril, refieren “una mayor ralentización en el último mes, aunque todavía con datos positivos si se compara con el mismo mes del año anterior”. En total, se realizaron 45.019 operaciones en abril de 2022, un aumento del 12% respecto al mismo mes de 2021. El incremento anual de marzo fue del 17,9%.

Algo parecido ocurre con las hipotecas sobre viviendas. Los incrementos de los últimos meses se contienen en abril: pasamos de 30.202 operaciones en abril de 2021 a 31.554 doce meses más tarde, un aumento de casi 5.000 compraventas, que supone un alza, en efecto, del 4,5%. En marzo, la subida interanual rozó el 18%.

Si tomamos como referencia marzo de 2022, el número de hipotecas firmadas descendió un 22,9% en abril. Es la mayor caída mensual de los últimos cinco años. De hecho, desde 2019 siempre se ha registrado un descenso en el número de hipotecas firmadas en abril, salvo en 2018, que registró un aumento del 9,5% respecto a marzo de 2018.

“Aunque este año continúa muy dinámico y mostrando una actividad similar a la que vivimos el ejercicio anterior de 2021, los datos reflejan una moderación en la tendencia del crecimiento que presentaba desde hace varios meses”, explica María Matos, directora de estudios y portavoz de Fotocasa.

El tipo fijo sigue predominando

De lo que no hay duda es del dominio del tipo fijo, desde que en el primer trimestre de 2020 superara por primera vez al variable en las hipotecas sobre vivienda. En abril de 2022, más del 75% de las hipotecas se constituyó a tipo fijo, con un tipo medio al inicio del 2,65% –para las variables, el tipo medio al inicio fue del 2,16%–. Aunque el tipo medio general no ha variado mucho en los últimos 12 meses –una décima–, la inminente subida de los tipos de interés ya está modificando al alza las condiciones ofrecidas por los bancos, particularmente en el tipo fijo. 

Y es que el Banco Central Europeo confirmó a principios de junio que subiría 25 puntos básicos en julio y que habría otro aumento “quizá mayor” en septiembre. La inflación, que en mayó alcanzó el 8,7% en España, y la incertidumbre sobre la duración de la guerra en Ucrania o posibles restricciones en el suministro energético aboca al endurecimiento de la política monetaria. 

Un problema añadido es el de las expectativas. Como señala The Economist, la gente ha interiorizado una inflación alta y será costoso reducirla. Quizá por ello, los bancos centrales están esforzándose por mostrar que su determinación es firme: el pasado día 20, Christine Lagarde, jefa del BCE, expresaba su compromiso “inquebrantable” por devolver la inflación al “objetivo a medio plazo del 2%”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.