0

¿Cuánto gastamos los españoles en vivienda? 

España es uno de los mejores lugares para vivir. De eso no hay duda. Su clima, su gastronomía, su diversidad paisajística, su historia y su amplia oferta de ocio hacen que sea uno de los destinos europeos más demandados para asentarse. También para quienes buscan una vivienda de vacaciones, hacer una inversión en el mercado inmobiliario o simplemente tener una segunda residencia. Pero ¿a cuánto asciende el gasto en vivienda en nuestro país?

Es cierto que el acceso al mercado de la vivienda en España no siempre es algo sencillo, y menos para los jóvenes o para las rentas más bajas. Para poder comprar una vivienda en propiedad, por lo general, se debe disponer de un 30-35% del valor total del inmueble. Desde la Asociación de Personal Shopper Inmobiliario (Aepsi) apuntan que, teniendo en cuenta las características de la vivienda estándar, el comprador necesitará tener unos ahorros de entre 50.000 y 100.000 euros. Y el porcentaje máximo de salario que se destina a la hipoteca no debe superar nunca el 30% de los ingresos que se perciben. Un reciente estudio sobre el gasto en vivienda establece que el español medio destinó íntegramente el sueldo bruto de 6,2 años al pago de la hipoteca de su vivienda adquirida en 2021, frente a los seis años del ejercicio anterior.

Y es que, desde hace varios trimestres el precio del residencial en España ha ido en aumento debido a la escasa oferta que existe en comparación con la demanda. Según los datos oficiales de tasación inmobiliaria publicados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), el precio medio del metro cuadrado en el primer trimestre de 2022 se situó en los 1.734 euros. Unas cifras que no veíamos desde hace una década, cuando en España comenzaron a sentirse los efectos de la crisis financiera de 2008.

Préstamo hipotecario medio

Por otro lado, el Instituto Nacional de Estadística (INE) calcula que el préstamo medio para la adquisición de una vivienda en 2021 se situó en los 145.465 euros, con un plazo de devolución de 25 años. Un pago que puede crecer de forma importante ante la escalada del euríbor, cuya media este mes de mayo fue del 0,277%, su nivel más alto desde febrero de 2015. Este aumento, sin duda, pasará factura y hará que la hipoteca media suba en torno a unos 1.200 euros al año. 

Madrid, Barcelona y San Sebastián, las ciudades más caras

También en función de donde vivamos será mayor o menor el gasto en vivienda. El portal inmobiliario Idealista en su último índice de precios, que corresponde al mes de abril del 2022, señala San Sebastián como una de las ciudades más caras del país, con un precio medio que alcanza los 5.006 euros por metro cuadrado, seguido de Barcelona, con 3.999 €/m2 y en tercera posición Madrid, con 3.804 €/m2. Por su parte, Lleida se posiciona como la capital de provincia con la vivienda de segunda mano más barata de España, con un precio medio de 1.065 euros el metro cuadrado; seguida de Ávila, 1.081 €/m2, y de Murcia, con una media de 1.080 €/m2 por metro cuadrado.

De lo que no hay duda es que en las en grandes urbes como Madrid, donde es preciso destinar el 33,4% de los ingresos del hogar a la hipoteca, cada vez se requiere un esfuerzo mayor para comprar una casa. Según Idealista.com, solo en otras tres capitales (Barcelona, Bilbao y San Sebastián) el porcentaje supera el 30%.

El gasto en vivienda de alquiler, también al alza

La subida del coste de la vivienda también se traslada al mercado del alquiler. Basta con analizar la evolución de los precios en los últimos meses. El precio del alquiler cerró así mayo en 11 euros/metro cuadrado, tras experimentar una subida mensual del 1,4%. El coste medio de la vivienda en alquiler en España se sitúa así en 1.132 euros mensuales (mayo 2022).

Como vemos, el alquiler tampoco da tregua. Según las predicciones de la tasadora UVE Valoraciones, la falta de oferta de vivienda en arrendamiento en España provocará además un repunte de los precios del alquiler de más del 6% a lo largo del ejercicio

Gasto en suministros

Tanto para aquellos que viven de alquiler como para quienes se convierten en propietarios, al coste fijo de la hipoteca siempre hay que añadir los gastos de suministros de la vivienda, que son prácticamente todos los meses. Estos, que suponen 107 euros al mes de media, se desglosan fundamentalmente en; telecomunicaciones (79 euros al mes en promedio), o agua y servicio de basuras (46 euros al mes, aproximadamente). De carácter anual, los propietarios deben asumir otros gastos como el IBI (estimado en los 360 euros al año de media).

A partir de aquí, el repunte de la inflación y los altos precios de las materias primas amenazan con un incremento exponencial en el gasto en vivienda a lo largo del año que podría encarecer aún más el coste de la vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.