0

Los famosos hacen negocio con sus mansiones

Las viviendas prime son uno de los activos inmobiliarios que mejor resisten los ciclos económicos negativos. Si en 2020 este segmento plantaba cara a la covid-19 y lograba un crecimiento del 2%, en 2021 los precios del mercado residencial de lujo cerraron con un incremento del 9,8%. Así se desprende del informe Prime Global Cities Index, elaborado por la consultora Knight Frank, que pone de relieve que este último dato es el mejor desde el año 2007. 

Pero el inmobiliario de lujo no solo capta el interés de los inversores, también es objeto de deseo de famosos actores, cantantes, empresarios… que han sido protagonistas de sonadas operaciones inmobiliarias. Ellos, además de querer vivir en mansiones rodeadas de comodidades, en entornos idílicos y, en ocasiones, con cierta ostentación, no han dudado en tratar de beneficiarse de esa rentabilidad con diferentes resultados. Existen multitud de ejemplos, pero aquí os dejamos algunos de los más relevantes de los últimos meses:

El apartamento de Gianni Versace en Manhattan

Aunque la casa más famosa de este diseñador fuera la Mansion Versace de Miami Beach, también contaba con otras propiedades como un apartamento de estilo neoclásico en la East 64th Street de Nueva York, a unos cuantos pasos de Central Park: un inmueble compuesto por 17 habitaciones con suelo de mármol, columnas clásicas, mosaicos o frescos en el techo. 

Cuando lo adquirió en 1995, Gianni Versace apenas pagó 7,1 millones de euros. Tan solo pudo disfrutarlo dos años, porque falleció en 1997. Sus actuales propietarios compraron la vivienda en 2005 por 30 millones de dólares y ahora la han puesto la venta por 66 millones de euros. 

El breve paso de Madonna por Hidden Hills (Los Ángeles)

Un año es el corto plazo que le ha dado Madonna a su última adquisición inmobiliaria, una mansión que compró al artista The Weeknd por 18 millones de euros. Situada en el municipio californiano de Hidden Hills, a unos 65 kilómetros de Los Ángeles, es vecina de otras estrellas norteamericanas como el clan Jenner-Kardashian o Jessica Simpson. 

Sin embargo, parece que la inversión no termina de convencer a la cantante, quien, además, ha considerado que existe la oportunidad de hacer un buen negocio inmobiliario y vende la propiedad en seis millones de euros

La gran operación de Calvin Klein en East Hampton (Nueva York)

La principal residencia de este famoso diseñador en East Hampton, Nueva York, se ha convertido en un rentable negocio. Calvin Klein se hizo con la propiedad en 1987 por 3,4 millones de euros y hace apenas un año se hacía pública su venta por 80,5 millones de euros, 71 millones por la casa principal y nueve millones más por un terreno adyacente. El inmueble, que data del siglo XIX, cuenta con un terreno de 3,3 hectáreas. 

La inversión en Bel Air de una joven Serena Williams

En el año 2006, y con tan solo 24 años, Serena Williams compró una mansión en Bel Air por 6,6 millones de euros. La casa, con seis habitaciones y siete baños, se localiza sobre una extensión de cerca de tres hectáreas. En el vecindario, la tenista disfrutaba de la compañía de Beyoncé, entre otras muchas caras conocidas. Doce años después, en 2017, la puso a la venta por 8,1 millones, pero no ha conseguido venderla hasta fechas recientes. Se desconoce si el trato ha incluido una rebaja en el precio. 

Tom Cruise deja su mítico rancho en Colorado

Una de las operaciones inmobiliarias que más se está complicando es la protagonizada por el actor Tom Cruise. Una casa principal de 1.000 metros cuadrados y siete dormitorios, otras dos construcciones para huéspedes y el servicio, y un helipuerto son los principales atractivos del rancho que ha puesto a la venta en Colorado. La primera vez que Cruise colocó esta propiedad en el mercado, en 2014, el precio era de 50,3 millones de euros. En el segundo intento de venta el precio de partida es 33 millones de euros…

La mansión de Los Ángeles de Sylvester Stallone 

Al igual que Tom Cruise, Sylvester Stallone y su mujer Jennifer Flavin están teniendo problemas para encontrar comprador. A comienzos de 2021 decidieron poner a la venta su mansión en North Beverly Park con un precio de 104,1 millones de euros, lo que situaba a la propiedad como una de las más caras de Beverly Hills. Aunque la vivienda tiene ocho dormitorios, doce cuartos de baño, sala de cine, gimnasio, sala de puros e incluso una estatua de Rocky Balboa, parece que no reúne el suficiente atractivo para encontrar comprador y se rumorea que ha tenido que bajar sus expectativas hasta los 66 millones de euros… 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.