0

Activos hoteleros, en la senda de la recuperación

Tras unos años en la sombra a causa de la pandemia de la covid-19, los hoteles resurgen en el mercado inmobiliario español más fuertes que nunca. Estos activos recuperaron su atractivo como producto de inversión durante 2021 y encaminan un año con previsiones muy optimistas.

Al cierre del pasado ejercicio, la inversión hotelera en España alcanzó los 3.180 millones de euros. Una cifra que triplicó la de 2020 y superó incluso los niveles prepandemia, situándose un 26,3% por encima de la registrada en 2019. Así lo afirman los datos del informe Inversión hotelera 2021 elaborado por Colliers, que ha incluido en este análisis hoteles en funcionamiento, inmuebles para reconversión en hotel y suelo para uso hotelero.

De hecho, la inversión en este producto marcó en 2021 el tercer mejor registro histórico de nuestro país, ya que solo se habían cosechado cifras por encima de los 3.000 millones de euros en los años 2017 y 2018.

En concreto, en 2021 se transaccionaron en España 127 hoteles y 19.043 habitaciones, por encima de los 68 hoteles y las 7.228 habitaciones del ejercicio anterior. Los precios medios por habitación se situaron en los 157.648 euros, un 33% más que el alcanzado en 2020. Asimismo, en 2021 también se invirtió en 18 activos más entre suelos para desarrollo de hoteles e inmuebles para reconversión a hotel.

Inversión en activos hoteleros por ciudades

El efecto de la pandemia, y como consecuencia de ella las restricciones en los viajes, se ha dejado notar en la tipología de transacciones. A diferencia de años atrás, cuando la inversión en hoteles vacacionales era la tendencia habitual, en 2021 la inversión entre el segmento de hoteles vacacionales y urbanos se ha equilibrado al 50%.

En el ámbito de la inversión urbana, Barcelona y Madrid se posicionaron una vez más como los destinos estrella con 753 y 468 millones de euros, respectivamente, concentrando cerca del 38% del total de la inversión, es decir, 1.221 millones de euros. Barcelona ocupó el primer puesto con 21 operaciones, mientras que Madrid registró 10.

En lo que se refiere al segmento vacacional, las Islas Canarias y Baleares volvieron a ocupar el pódium, con un volumen de inversión de 633 y 541 millones de euros, en cada caso, lo que equivale al 37% de la inversión total.

Al margen de estos destinos, se debe destacar a Málaga, como ya es habitual en todos los sectores de la inversión inmobiliaria, como una de las regiones con mayor número de transacciones de hoteles: 13 operaciones por valor de 267 millones de euros.

Perspectivas de crecimiento para 2022

La mitigación de las variantes de la covid-19, el fin de las restricciones y la recuperación del turismo pronostican un mayor impulso a la inversión en activos hoteleros, que se traducirá en la construcción de nuevos hoteles y también en más reformas en los ya existentes.

La gestora inmobiliaria Colliers pronostica en su informe sobre reformas hoteleras en 2021 que la inversión en hoteles alcanzará los 2.850 millones de euros durante este ejercicio. Una cifra a la que hay que añadir los 2.627 millones presupuestados más allá de 2022 (en proyectos de hoteles ya en ejecución) que, en conjunto, suman un volumen de gasto previsto de casi 5.500 millones de euros en inversión hotelera para los próximos ejercicios.

En concreto, en 2022, se construirán o renovarán 296 establecimientos hoteleros y 33.887 habitaciones en España, de los que el 80% serán inmuebles de nueva construcción.

A nivel mundial, el informe Global Investor Outlook Report 2022 de Colliers destaca que el sector hotelero de Europa vuelve a estar bajo el radar de los inversores gracias a la reactivación del turismo y de los viajes, alentando a un repunte en la actividad, particularmente en el mercado español, que se posiciona como un objetivo para fondos e inversores especializados.

Laura Hernando, managing director de hoteles de esta consultora, destaca que “el sector hotelero continuará situándose como objetivo preferente de los inversores, ayudando a consolidar los volúmenes de transacción previos a la irrupción de la pandemia, cuando estimábamos un rango normalizado de inversión hotelera anual entre los 2.000-3.000 millones de euros”.

De esta manera, 2022 será el año que se afiance la recuperación de la demanda turística, especialmente, internacional, y, por ende, del segmento inmobiliario hotelero, consolidándose así la plena recuperación en 2023.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.