0

¿Comprar una casa al contado o solicitar una hipoteca?

Contrato de hipoteca

Puede parecer una utopía pero la mayor parte de las viviendas que se compran en España se pagan al contado, según datos del Consejo General del Notariado. En concreto, el 52% de los españoles dispone de patrimonio y liquidez suficiente para pagar una casa en el momento, lo que implica que menos de la mitad, el 48%, necesita acudir a financiación para adquirir un inmueble.

Decantarse por una u otra alternativa conlleva unos beneficios que es importante conocer antes de elegir la casa que vamos a comprar. ¿Cuáles son las ventajas que presentan cada una de estas dos opciones?

Comprar al contado

  • Disponer de todo el dinero ayuda a negociar unas mejores condiciones en el precio final de la propiedad. De hecho, gracias al pronto pago, se puede obtener una rebaja de entre el 10% y 20% sobre el precio de venta publicado.
  • Se evita el pago de las comisiones que conlleva la formalización del crédito hipotecario. Un ahorro que puede representar hasta un 2% sobre el capital demandado y que proviene de sortear las comisiones por apertura, estudio o amortización anticipada.
  • El hecho de no firmar una hipoteca conlleva el ahorro de los intereses generados por la cuota hipotecaria que se paga mes a mes.
  • No es necesario atarse a las vinculaciones que demanda la entidad bancaria al firmar el crédito, tales como domiciliar la nómina, contratar un seguro de vida o de hogar, etc.

De esta manera, dependiendo del valor de la vivienda, de los años de hipoteca, etc., pagar una casa al contado puede generar un ahorro de hasta un 35% en el coste final de una propiedad.

Comprar con financiación

  • Adquirir una vivienda mediante un préstamo hipotecario permite tener una liquidez financiera mayor para hacer frente a otros gastos habituales o posibles imprevistos.  
  • En la mayoría de los casos, aumenta el margen económico y con ello aumenta la posibilidad de acceder a una vivienda de una mayor calidad y más adecuada a los gustos de cada persona, sin tener que conformarse con una propiedad con menos prestaciones por estar limitado a una cuantía.
  • Otra ventaja que tiene la hipoteca es que, aunque en el momento de la compra no se cuente con la capacidad de pagar la casa al contado, se puede amortizar en cualquier momento del periodo que dure el contrato con el banco.

banner-urbanitae-728x90

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *