0

Estrategias de inversión inmobiliaria: empieza a invertir de manera inteligente

Estrategias inversión inmobiliaria

En España, históricamente la inversión inmobiliaria se ha planteado como consecuencia de algo puntual y no como una estrategia de inversión.

¿A qué me refiero con esto de una “consecuencia de algo puntual”? Principalmente a que el español tiende a comprar un inmueble como inversión cuando le entra una cantidad inesperada de dinero, y no como una estrategia pensada y calculada de inversión. ¿Quién no conoce la historia de un buen año en el trabajo con su correspondiente bonus? ¿o el mítico caso de la herencia de una tía lejana millonaria? (¡a alguien le tiene que haber ocurrido!). O el cuñado que “sabe de esto” y te anima a juntar ahorros y comprar un piso con él. Incluso el esquivo cupón de la ONCE… a alguien le tocará, ¿no? Pues en España es muy probable que ese alguien se gaste el premio (o la herencia o el bono) o en “tapar agujeros” i.e. hipoteca, o en un pisito en la playa.

Que en España nos gusta invertir en el sector inmobiliario lo sabemos todos, pero la compra de un inmueble como inversión normalmente ha sido más una consecuencia de estos picos de liquidez que de un plan de diversificación planificado o un afán de rentabilizar el dinero de manera estratégica. Y si, los días del “ladrillo nunca baja” ya han pasado y no queremos repetir los errores del pasado, pero esto no quita que la inversión en inmobiliario sea una opción atractiva, inteligente, y rentable para la mayoría de ahorradores.

Hoy, gracias a plataformas como Urbanitae, tenemos mucha más información y muchas más opciones para invertir de manera inteligente, diversificar, y elegir la estrategia que más se adecúa a nuestras necesidades y objetivos. El crowdfunding además reduce radicalmente la barrera de entrada en la inversión inmobiliaria, y permite que cualquiera pueda invertir en grandes proyectos inmobiliarios con cantidades pequeñas de dinero. Ya no hace falta que te caiga una herencia inesperada o que te toque la lotería para poder invertir en un inmueble.

¿Qué es esto de la estrategia de inversión?

La tecnología ha multiplicado las opciones de inversión en el sector inmobiliario y las maneras de invertir en él. Tener opciones por lo general es muy positivo, pero también puede hacernos perder un poco la perspectiva y complicarnos la vida a la hora de decidir. Esto hace fundamental que tengamos una estrategia básica de inversión.

¿De qué va esto de la estrategia de inversión? Llevando el concepto a lo más básico, podríamos reducirlo a dos variables. El primero, la manera en la que tus inversiones te van a generar dinero (retorno). El segundo, el plazo en el que quieres recuperar el dinero invertido.

En Urbanitae tenemos dos tipos de producto: Rentas y Plusvalías.

La estrategia de inversión en rentas busca inmuebles cuya principal fuente de retornos venga por los alquileres. Aquí podemos encontrar desde la compra de un edificio residencial para su reforma y posterior alquiler, hasta un local comercial en la milla de oro de Madrid alquilado por un comercio de lujo. El objetivo es que genere ingresos de forma recurrente vía alquileres.

La estrategia de inversión en plusvalías tiene como objetivo el encontrar oportunidades de compra de inmuebles que estén muy bien de precio para poder venderlos más tarde por más de lo que te han costado. Esto se puede hacer de muchas maneras, como por ejemplo comprar inmuebles que estén en mal estado y reformarlos para darles un valor añadido. También se puede conseguir comprar a buen precio si entramos en proyectos grandes o exclusivos. Todos sabemos que no es lo mismo comprar un kilo de tomates que comprar 1000: cuando uno tiene capacidad de compra, tiene mucha más capacidad de negociación.

Una vez decidido qué tipo de producto te interesa más, podemos pasar el segundo variable: definir cuanto tiempo estas dispuesto a dejar tu capital invertido (plazo de inversión). Cada proyecto tiene su objetivo de plazo definido. Los proyectos de Plusvalías suelen durar lo que se tarde en construir o reformar (si hay reforma) y vender, mientras que los proyectos de rentas suelen tener un objetivo marcado más claro: por ejemplo, alquilar el local durante 3 años y después venderlo. En ambos casos, únicamente podrás recuperar el dinero que aportaste al principio cuando se vendan los inmuebles.

¿Y la diversificación?

Una de las ventajas más importantes de plataformas de crowdfunding como Urbanitae es que permiten diversificar el dinero entre muchas inversiones distintas. Se puede diversificar por tipos de inmueble, por zonas, por plazos, por estrategia de inversión, etc. ¿Quizá lo que te interesa es tener el 30% de tus inversiones en proyectos que te generen ingresos por alquiler a medio plazo (3 años), y un 70% en proyectos de plusvalías de 12 meses? O prefieres invertir solo en inmuebles comerciales en Valencia. Las opciones son muy amplías y la diversificación te permite no concentrar demasiado patrimonio en un solo activo, el famoso concepto de “no poner todos los huevos en la misma cesta” o no “jugárselo todo a una carta”.

Las nuevas tecnologías traen consigo un montón de posibilidades a la hora de invertir en el sector inmobiliario. Al igual que la entrada de sistemas de comunicación como el email o el WhatsApp hacen casi impensable el escribir una carta y enviarla por correo, en un futuro no muy lejano herramientas como Urbanitae harán que invertir en un inmueble por nuestra cuenta sea cosa del pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.