Por qué para invertir antes hay que ahorrar

Aprende con Matías

Por qué para invertir antes hay que ahorrar

Hasta que la inflación no empezó a subir a finales de 2021, muchos no nos dimos cuenta de que tener el dinero ahorrado podía ser un problema. No es que esté mal ahorrar. El problema estaba en el escaso rendimiento que ofrecía -y sigue ofreciendo- guardar el dinero en una cuenta corriente. Por eso muchos, como Matías, creyeron que en 2022 había llegado el momento de invertir.

En este post te explicaremos que confirmaremos que siempre es buen momento para invertir. Pero que, si eliges empezar ahora, es fundamental tener algunas ideas claras. La primera de todas es que para poder invertir es necesario haber ahorrado antes. Y no vale cualquier cantidad.

La casa financiera

Igual que no podemos empezar la casa por el tejado, no podemos aspirar a convertirnos en el Lobo de Wall Street de un día para otro. Antes siquiera de definir nuestros objetivos -más allá de ganar dinero-, es importante tener nuestras finanzas en orden.
Así, la primera norma es contar con un fondo de emergencias, lo que vendría a ser la base de nuestra casa financiera. La idea es contar con un colchón que nos permita afrontar imprevistos, porque uno no sabe nunca cuándo le van a surgir. El Banco de España considera que ese fondo debe tener, al menos, el dinero equivalente a tres meses de gastos. Mucho mejor si son seis. En realidad, depende de las circunstancias: no es lo mismo si eres una persona sola que si tienes un hijo o un familiar a tu cargo, por ejemplo.

Es muy importante que el dinero sea líquido. Es decir, que esté inmediatamente disponible: un buen lugar es una cuenta bancaria a la vista. Hay que recordar que ese fondo solo se puede usar para lo que es. O sea, que en circunstancias normales nunca se debe gastar. Y, si se gasta, nuestra prioridad será siempre reponerlo.

La siguiente planta de nuestra casa la conforman los ingresos recurrentes: en la mayoría de los casos, las nóminas. Si tienes la suerte de tener un piso alquilado o algún otro activo que te genere alquileres periódicos, también entrarían aquí. 

Más arriba, ya con vistas a la calle, estarían nuestros ahorros a corto plazo. Ese dinero que tenemos pensado gastar en las vacaciones, los regalos de Navidad… O en sustituir ese teléfono móvil con la pantalla tan agrietada que parece un caleidoscopio. 
Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, las probabilidades de que te caiga un rayo son de 1 entre 500.000. Seguramente no nos tocará, pero no por ello dejamos de dormir con un tejado sobre nuestras cabezas. En nuestra casita financiera, ese tejado son los seguros, que nos protegen a nosotros y nuestros familiares de aquellas cosas contra las que no podemos luchar.

Fuera deudas

Y nos quedaría la chimenea. No es que no seamos sensibles a las emisiones de gases de efecto invernadero: es solo un símil. Además, el humo que debería salir de nuestra casita no es otro que el resultado de ir quemando deuda, algo tan importante como el fondo de emergencias. Quizá pienses que pagar el iPhone a plazos es una magnífica idea –no es necesariamente mala–. Pero es una idea aún mejor reducir, si estamos en condiciones de hacerlo, nuestros préstamos. Sobre todo los que son a corto plazo, que suelen llevar aparejados unos intereses altos. Como descubriremos en otro post, un interés, aunque sea pequeño, se convierte en una suma muy grande con el tiempo. Cuando hablamos de rentabilidad, es genial; cuando se trata de la deuda, no tanto.

Pero no desesperes. Esto, que es consecuencia del interés compuesto, es también la base de todo lo bueno que implica la inversión. Y por eso es interesante empezar a invertir ya, aunque sea con muy poco dinero, y hacer aportaciones periódicas con la vista puesta a largo plazo. ¿Te acuerdas de Fry? En un episodio de Futurama se le ocurre visitar su banco 1.000 años después de la última vez. En su día, solo tenía 93 centavos, pero tras un milenio rentando al 2,25%, esos 93 centavos se convirtieron en 4.300 millones de dólares. Quién los pillara…

Si quieres saber más sobre inversión, visita nuestra sección de Aprende en el blog y nuestro perfil de YouTube.

banner-728x90

2Comentarios

  • Avatar für José Andrés
    José Andrés
    9 enero 2023

    ¿Cuál es la base mínima de ingresos en euros para poder construir esa “casa” que has planificado, en el caso de una pareja?

Publica un comentario