54 0

Seis nuevas tendencias en el sector de las oficinas

Oficina adaptada flexibleLas oficinas se transforman para adaptarse a los nuevos tiempos y a las nuevas generaciones de empleados. Los espacios de trabajo abandonan sus rígidas estructuras tradicionales en pro de superficies más abiertas, flexibles y colaborativas.

En este sentido, un estudio elaborado por Steelcase e Ipsos sobre “El compromiso y el espacio de trabajo global”, destaca que las compañías comienzan a reagrupar a sus trabajadores en grandes sedes corporativas en las que se ha puesto el foco en las personas.

Un paso hacia una mayor humanización que tiene su reflejo en el propio espacio laboral. En Urbanitae te mostramos seis de las tendencias por las que ya están apostando las compañías para mejorar el desarrollo profesional y la productividad de sus empleados.

  1. Espacios colaborativos

El coworking, espacios de trabajo flexibles compartidos por diferentes profesionales (que no tienen por qué pertenecer al mismo sector), se ha implantado como el modelo del momento en este segmento. Una forma de trabajo con la que las organizaciones buscan fomentar el aprendizaje, la motivación, el networking y, como no, reducir costes.

En concreto, el informe de Cushman & Wakefield concluye que en 2017 se contrataron 30.600 metros cuadrados de espacios compartidos de oficinas en Madrid y Barcelona, lo que coloca a ambas ciudades entre las capitales europeas con más capacidad de desarrollar este tipo de activos. No obstante, las grandes urbes españolas aún están lejos de las cifras que ostenta Londres, que abarca actualmente el 32% del espacio de coworking mundial.

  1. Diseño biofílico

El acercar la naturaleza al lugar de trabajo es una de las apuestas del sector. Así, las oficinas se decantan por integrar jardines verticales, plantas o madera natural en su mobiliario, por aprovechar la iluminación natural y por los espacios abiertos que fomenten la opción de respirar aire puro. Por ejemplo, la sede de Repsol en Madrid, en la que trabajan más de 3.800 personas, se caracteriza por incorporar como elemento central y rodeando a los diferentes edificios un jardín arbolado de más de 10.000 metros cuadrados.

En este sentido, Alejandro Pociña, presidente de Steelcase, multinacional especializada en equipamiento de espacios de trabajo, destaca en una entrevista a Expansión que «el contacto con la naturaleza reduce el estrés, favorece el descanso, el rendimiento, alimenta la concentración, mejora el potencial de innovación, la imaginación y mejora el bienestar en general”. “De ahí que la presencia de elementos naturales y de zonas verdes en los espacios de trabajo redunde en la productividad y la satisfacción de los empleados, y ayude a que se sientan más identificados con los valores de las empresas», señala.

  1. En pro de la creatividad

El Foro Económico Mundial destaca que en 2020 las habilidades como la solución de problemas complejos, el pensamiento crítico y la creatividad serán cruciales para las organizaciones. De esta manera, la implantación de un espacio de trabajo bien planteado y adecuadamente diseñado para que los empleados se relajen y dejen fluir sus ideas puede contribuir notablemente a desarrollar esta necesaria creatividad en los trabajadores.

En este sentido, Google es una de las compañías que más apuesta por este estilo de oficina. Comida gourmet gratuita, servicios de lavandería, toboganes, hamacas, mesas de ping-pong, mini-golf, rocódromo y patinetes son algunos de los elementos que se pueden encontrar en sus centros mundiales.

  1. La oficina digital

La tecnología ya posibilita mantener reuniones con tus compañeros de trabajo sin estar físicamente en el mismo lugar. Pero el avance digital va más allá. La oficina del futuro dará la opción de mantener encuentros virtuales más cercanos gracias a un sistema de cámara de 360 grados equipada con micrófonos capaces de discriminar entre los participantes en la propia reunión.

En este sentido, desde Steelcase desatacan que “cuando las tecnologías se integran de manera inteligente en las paredes, el suelo y el mobiliario, permite cumplir con su promesa de centrar la experiencia laboral en las personas”.

  1. Apuesta por la concentración

El estudio de Steelcase también muestra que las organizaciones dotarán al trabajador de un amplio rango de espacios para elegir dónde y cómo quiere trabajar en función del tipo de actividad que esté realizando en cada momento, con independencia de su posición jerárquica.

Una apuesta por la movilidad y la flexibilidad interna que busca el bienestar y la calidad de los empleados para aumentar su productividad laboral.

  1. En la oficina como en casa

Un estudio de la Universidad de Bristol revela que la distancia al trabajo es un factor muy importante a la hora de medir los niveles de satisfacción laboral y de estrés. A mayor distancia entre residencia y lugar de trabajo, el profesional sufrirá mayor tensión, acumulará más estrés y verá mermada su satisfacción. En este contexto, están surgiendo nuevas tendencias que difuminan las fronteras entre el centro laboral y la vivienda. De hecho, el coliving, un espacio que integra en un mismo sitio el lugar de trabajo y la residencia, ya ha dado sus primeros pasos en España. Este nuevo concepto pretende juntar a profesionales afines para que compartan lugar de trabajo y residencia, un estilo de vida sostenible que permite el intercambio de experiencias y la utilización eficiente de espacios y recursos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *