0

“Trasladamos el aspecto familiar de CP Grupo a nuestras viviendas”

Jaime Pinilla, director de CP Grupo, forma parte junto a sus cinco hermanos de la segunda generación de una familia volcada desde el año 1973 en el mercado inmobiliario. Primero como estudio de arquitectura, para dar el salto en 1992 a la promoción inmobiliaria, esta compañía se dirige fundamentalmente a un público familiar y su objetivo es crear comunidades homogéneas. De todo ello nos habla en esta entrevista Jaime Pinilla, en la que también analiza el momento que vive la promoción inmobiliaria en España y los problemas de las materias primas y los costes de producción, que, a su juicio, ponen al sector sobre un “caballo desbocado”. 

De estudio de arquitectura a promotores… ¿Cuándo y cómo surge CP Grupo?

Nuestro padre comenzó con un estudio de arquitectura en 1973. En 1992 dio el salto a la promoción inmobiliaria y posteriormente, en 2002, decidió llevar a cabo el cambio generacional. Ser arquitecto y convertirse en promotor inmobiliario le permitió hacer las casas que él comprendía, siendo su cliente el usuario final de la vivienda. El tándem con mi madre, quien se encargaba de la comercialización, les hizo concebir productos muy demandados por unos clientes que se acababan convirtiendo en amigos antes de que se les entregase la vivienda. 

CP Grupo es una empresa de origen familiar con 48 de historia. ¿Cuáles son los valores que imprime esta característica a la compañía?, ¿en qué se materializan? 

De origen y de final. Actualmente trabajamos los seis hijos en la compañía, dirigiendo cada uno de nosotros un área de la empresa: promotora, arquitectura, comercial, financiero, jurídico y patrimonial. Si un cliente compra una casa a CP Grupo, tratará con un Pinilla en cualquier situación. El mismo aspecto familiar se traslada a nuestras viviendas y, sobre todo, a nuestros objetivos y posicionamiento. No tenemos un accionariado que exija crecimientos exponenciales cada año, ni rentabilidades extraordinarias. Queremos construir hogares, que el cliente se sienta orgulloso de su casa y del proyecto de vida en el que se embarca, y todo ello persiguiendo además el bienestar de empleados y familiares.

Habéis realizado más de 5.000 viviendas de obra nueva. ¿En qué zonas tenéis mayor presencia? ¿Prevéis llevar a cabo desarrollos en otras áreas?

Finalizado prácticamente Arroyo del Fresno, estamos centrados en el corto plazo en Nuevo Tres Cantos, Tempranales y rehabilitación en Arturo Soria. Sin embargo, la falta de suelo actual fuerza a los promotores a pensar más en el largo plazo y comprar suelos en desarrollo. CP Grupo hoy tiene más de 30.000 metros cuadrados edificables en ARPO (el área situada al oeste de Pozuelo de Alarcón), para construir viviendas a partir de 2025.

“La falta de suelo actual fuerza a los promotores a pensar más en el largo plazo y comprar suelos en desarrollo”

De todas las promociones que habéis desarrollado en este tiempo, ¿os sentís especialmente orgullosos de alguna? 

Sentirse orgulloso de una promoción sería como elegir al mejor hijo. Cada una tiene su singularidad. Sin embargo, como cualquier persona o empresa que solo quiere mejorar, tenemos más presentes los errores para no volverlos a cometer. De lo que sí podemos sentirnos orgullosos es de haber formado una gran familia con la mayoría de nuestros clientes, que en muchos casos se han convertido en amigos.

Además de comercializar vivienda de obra nueva, ofrecéis a los propietarios la posibilidad de actuar con intermediarios para el alquiler o la venta del inmueble. ¿Por qué decidisteis incorporar este servicio?

Realmente no actuamos como intermediarios. Conociendo la demanda que existe para la mayoría de nuestras viviendas, ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de anunciar las que nos compraron en su día a través de nuestra página web, para dar la posibilidad de comprar una casa CP en obra nueva o de segunda mano. Básicamente nos hacemos eco de sus intenciones de venta o alquiler, como un servicio incluido en la compra de su vivienda. Si alguien viene a comprarnos una casa y algo no le encaja, le ofrecemos las casas disponibles de nuestros clientes.

¿A qué tipo de compradores se dirige CP Grupo?

Principalmente a familias. Intentamos centrarnos en ámbitos concretos, comprar suelo al principio y seguir comprando durante todo el desarrollo del sector. Comenzamos con vivienda protegida, confiando en que nuestras familias crezcan tanto económicamente como en miembros de la familia, para poder ofrecerles nuevas viviendas libres en altura o unifamiliares. Es imprescindible que nuestro cliente quiera vivir en un ambiente familiar. Tratamos de seleccionarlos para que las comunidades sean homogéneas. Podemos equivocarnos en una calidad, pero el cliente la podrá cambiar con el tiempo; sin embargo, cambiar a tu vecino es del todo imposible, así que intentamos que sea como lo hubiese elegido él.

¿Cómo ha cambiado el comprador de vivienda en estos casi 50 años de actividad?

Comprar una vivienda hoy en España supone un mayor esfuerzo que hace 50 años. También hay mucha mayor protección e información para el comprador. Hoy la mayoría de los compradores son expertos inmobiliarios y eso nos obliga a los promotores a ser mucho más rigurosos y dar un valor diferencial en el producto que ofrecemos. 

¿Cómo veis el sector de la promoción inmobiliaria en España en la actualidad?

Muy complicado, posiblemente veamos movimientos significativos en los próximos meses. Los incrementos en los costes de construcción, así como la dependencia de algunas materias primas, nos tienen encima de un caballo desbocado. Hoy ya nadie quiere comprometer un precio futuro. Quizás el pequeño industrial es quien más se la juega, pero somos los promotores los que debemos respetar un precio de venta final durante los tres años de proyecto. 

“La mayoría de los compradores son expertos inmobiliarios y eso nos obliga a los promotores a ser mucho más rigurosos y dar un valor diferencial”

Solo veo dos soluciones; o todos indexamos precios a índices de mercado, incluido el precio de la vivienda, o esperamos a vender las viviendas cuando la construcción haya finalizado. Para eso, los bancos deberían exigir muchas menos preventas. De lo contrario, se promoverá mucho menos y el precio de la vivienda continuará en ascenso.

Creo que en el sector tendríamos que ponernos de acuerdo sobre cómo resolver este grandísimo problema y buscar soluciones conjuntas que den seguridad a todos. Desde el industrial, pasando por la constructora, hasta dar garantías al comprador.

¿Hacia dónde se dirige CP Grupo los próximos años?

Queremos seguir con nuestros volúmenes de construcción actual. El volumen que podemos seguir controlando desde la familia y seguir destinando nuestros beneficios a adquirir patrimonio que siga aportando solvencia a nuestra empresa y, en definitiva, garantías a nuestros clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.