0

Las zonas más tensionadas del alquiler en España

Los incrementos históricos del índice de precios de consumo (IPC) de los últimos meses, que se situaba en el 9,8% en marzo, su tasa más alta en los últimos 37 años, han repercutido directamente en el encarecimiento del precio de la vivienda de alquiler, cuya renta, en la mayoría de los contratos, se regula anualmente en base a este índice.

Para paliar estas subidas, la nueva ley de vivienda, en vigor desde el pasado mes de febrero, establece un control de los precios del arrendamiento en las denominadas zonas tensionadas. Desde Urbanitae ahondamos en qué es este concepto, cómo se determina y cuáles son las principales zonas tensionadas de nuestro país. 

¿A qué hace referencia el término zona tensionada? 

Se trata de zonas en las que en los últimos años se ha experimentado un aumento sostenido en el coste del alquiler de la vivienda provocando que las familias se sobrendeuden para hacer frente a este pago. 

¿Cómo se determina una zona tensionada? 

Para denominar a una zona como tensionada se deben cumplir dos requisitos. Por una parte, que el precio del alquiler haya aumentado más de un 5% por encima del IPC autonómico en los últimos cinco años y, por otra, que las familias dediquen más de un 30% de los ingresos a pagar la vivienda, incluyendo renta y suministros. 

¿Quién estipula qué es una zona tensionada y durante cuánto tiempo?

Las competencias en materia de vivienda están transferidas a las comunidades autónomas. Por lo tanto, serán las administraciones locales las que determinarán las zonas tensionadas de su región pudiendo controlar o congelar los precios del alquiler durante un plazo de tres años máximo, que podrá prorrogarse anualmente en determinadas circunstancias.

Mapa de las zonas tensionadas de España

La mayor parte de las zonas tensionadas de nuestro país se sitúan en las dos grandes capitales, Madrid y Barcelona, y en la Costa del Sol, con base en los datos analizados por la plataforma de big data inmobiliaria Brains Real Estate.

En concreto, en Madrid, hay varias localidades que cuentan con zonas donde el pago del alquiler supone más del 30% de los ingresos del hogar como, por ejemplo, áreas de Alcorcón, Coslada, Móstoles o Leganés. En Madrid capital existen zonas tensionadas en distritos de la zona Centro, Vallecas, Villaverde, San Blas, Tetuán y también en Moncloa-Aravaca. 

En Barcelona, el análisis determina tres áreas de Cornellá, tres en Badalona, dos en Sabadell y también una en Hospitalet de Llobregat. En la capital, se encuentran, por ejemplo, los distritos de Sants-Montjuïc y Nou Barris.

En Andalucía, existen áreas tensionadas en el mercado del alquiler de Granada, Sevilla y Almería, Cádiz y Málaga. Esta última es la provincia andaluza con más zonas tensionadas, tanto en la ciudad como en las localidades costeras de Fuengirola, Torremolinos, Estepona y Marbella. 

Los datos de Brains Real Estate muestran que, en la Islas Baleares, hay varios distritos tensionados en Mallorca y, especialmente, en Ibiza; mientras que, en la Comunidad Valenciana, apenas hay zonas tensionadas, a excepción de alguna zona en Alfaz del Pi, Altea, Villajoyosa y Benidorm.

Bonificaciones fiscales

Con el objetivo de mermar las zonas tensionadas, el Gobierno ha aprobado varias bonificaciones fiscales para los propietarios buscando así incentivarles a rebajar el precio del alquiler de su vivienda. 

Así, por ejemplo, los caseros que abaraten un 5% las rentas del alquiler respecto al contrato anterior en una zona tensionada podrán acogerse a una deducción del 90% sobre el rendimiento neto en su declaración de la Renta. 

Por su parte, aquellos que alquilen por primera vez la vivienda a jóvenes de entre 18 a 35 años contarán con una bonificación del 70%, mientras que los que realicen obras de rehabilitación o mejora de la casa podrán beneficiarse a una bonificación del 60%.

No obstante, la ley también permite a los propietarios con una vivienda en zona tensionada librarse de la congelación de los precios del alquiler e incluso subir la renta hasta un 10% cuando la duración del contrato de arrendamiento con el inquilino sea superior a los 10 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.