0

Crowdfunding inmobiliario: la apuesta segura para diversificar tus inversiones

Es cierto que quien no arriesga no gana… pero ¿por qué apostar a una sola carta? La economía y el sector inmobiliario están en vilo a raíz de la crisis global a la que nos enfrentamos; la covid-19 ha paralizado muchas operaciones inmobiliarias, y el retail, el mercado de oficinas y los fondos de inversión también capean el temporal. En este escenario de incertidumbre en los mercados y de recesión a nivel mundial, la diversificación de las carteras se postula como una estrategia fundamental para los inversores.

Según nuestro CEO, Diego Bestard, la financiación alternativa, por su parte, supone una atractiva opción para el desarrollo del sector inmobiliario, sobre todo en el momento actual. “Una de las grandes ventajas de este modelo de negocio frente a otras vías es la posibilidad de poder elegir exactamente dónde vas a destinar tu dinero, dando al inversor la oportunidad de diversificar su inversión en varios proyectos de distintas tipologías y, además, ofreciéndole a cambio un bien tangible”.

Tradicionalmente para invertir en el sector inmobiliario hacía falta contar con grandes cantidades de capital, pero ahora, gracias a plataformas de financiación participativa como Urbanitae, es posible invertir desde 500 euros. Y es que el crowdfunding ha cambiado la forma de invertir. Ahora tenemos la posibilidad de participar en el sector inmobiliario con cantidades pequeñas de dinero, y en proyectos que de cualquier otro modo estarían totalmente fuera de nuestro alcance. Además, esta inversión está estudiada por equipos de analistas profesionales, y gestionada a posteriori por promotores profesionales, lo que ofrece la garantía de que todo el proyecto se controla de forma profesional.  

Urbanitae permite, por tanto, diversificar la inversión en varias propiedades de distintas tipologías, (residencial, comercial e industrial), con diferente formato (capital-acciones o deuda) y con distinto perfil de riesgo (oportunista o patrimonialista). Se delega todo el proceso de compra y gestión de cada uno de los inmuebles en un promotor profesional bajo la supervisión de Urbanitae. El sistema de inversión es 100% online, sin papeleos, ni visitas, ni trámites burocráticos.  La rentabilidad de la inversión se obtendría a través de tres estrategias: una de rentas, en la que se prioriza el alquiler, con un plazo de inversión que ronda entre los tres y los cinco años, con objetivos de rentabilidad por rentas de entre el 4-7% anual y de plusvalías en la venta del 10-15%; o bien una estrategia de plusvalías, que prioriza el potencial de apreciación en el corto plazo, de 12 a 36 meses, y busca una rentabilidad de entre el 13-18% anual. La tercera opción es una estrategia de deuda, en la que se invierte en préstamos al promotor con un nivel de garantías elevado. Los plazos son más cortos (6-18 meses) y los tipos se mueven en el rango del 8-15%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.