0

Visita estas mansiones con la magia del cine

El séptimo arte nos brinda la posibilidad de sentir cómo es la vida de otros. Por unas horas, podemos meternos en el papel de los personajes, disfrutar con sus aventuras, compartir sus emociones, sufrir con sus problemas… Y, por qué no, trasladarnos a los escenarios de lujo y ostentación que nos muestran y que, en la mayoría de los casos, solo están a nuestro alcance a través de la pantalla. Y es que gracias al cine hemos podido entrar en castillos históricos, palacios majestuosos o casas de ensueño.

En este post hemos escogido algunas de las lujosas propiedades a las que hemos podido acceder gracias a la magia de grandes películas:

El precio del poder

El hogar del protagonista de El precio del poder (Scarface en su versión original), del premiado Brian de Palma, se encuentra en la costa de California, concretamente en Montecito. La finca, que recibe el nombre de El Fureidis, fue diseñada por el arquitecto Bertram Goodhue al más puro estilo mediterráneo para el magnate inmobiliario James Waldron Gillespie. El terreno de casi cuatro hectáreas ha recibido a invitados ilustres, como Albert Einstein, Winston Churchill o John F. Kennedy. La propiedad ha sido objeto de diferentes renovaciones desde su construcción en 1906. Destaca un enorme comedor con techo abovedado que muestra una pintura con pan de oro de 24 quilates de Alejandro Magno conquistando Persépolis. El Fureidis se encuentra a la venta en el mercado por casi 40 millones de dólares.

El Padrino

La famosa mansión de Vito Corleone y su familia se encuentra en Staten Island, al sur de Nueva York. La vivienda fue construida en 1930 y hace siete años fue comprada por 2,4 millones de dólares, el doble del precio de su anterior venta en 2012. Cuenta con lujosas estancias, entre ellas cinco habitaciones; siete baños; un despacho que recuerda a la sala donde el protagonista del filme mantenía las reuniones, y un amplio jardín, donde se celebró el casamiento de Connie, la hija de Corleone.

Además, el sueño de alojarse en la casa de El Padrino se puede cumplir. La plataforma Airbnb ha publicado la mansión para que los fanáticos del cine puedan disfrutarla por 50 dólares la noche. Anuncia que hay lugar para un máximo de cinco huéspedes en la propiedad, que abarca 580 metros cuadrados.

El gran Gatsby

El lujo de El gran Gatsby se encuentra en Long Island, Nueva York. La mansión del icónico personaje de Scott Fitzgerald es un castillo colonial levantado en 1929 por el estudio de arquitectura McKim, Mead & White, autor de otros edificios emblemáticos como la Casa Blanca o el 998 de la Quinta Avenida. Cuenta con 4.500 metros cuadrados construidos, los cuales incluyen 18 habitaciones, un salón de belleza, una bodega y una sala de degustación. Entre los edificios anejos hay nada menos que un casino. 

La alberca se encuentra cercada por más de 310.000 metros cuadrados de jardines, pistas de tenis, fuentes, piscina y un muelle privado para atracar un yate. Además, han surgido muchas oportunidades de comprar la casa escenario de la película. La última oferta está estimada en 55 millones de dólares. 

Solo en casa

La mansión del clásico navideño de la familia McCallister está en Winnetka, Illinois. La vivienda se vendió por 12 millones de dólares en 2012. Durante el rodaje se tuvo que recrear escenas en el interior de la casa, ya que estaba habitada en ese momento. 

Hoy en día, se puede gestionar una visita guiada por el exterior. Sin embargo, Airbnb lanzó un anuncio firmado por Buzz McCallister, el hermano mayor del protagonista de la película, en el que se ofrecía la posibilidad de alojarse en ella por 25 dólares la noche del 12 de diciembre de 2021. Lo recaudado se destinó al hospital infantil La Rabida de Chicago.

Los otros

El Palacio de los Hornillos de la localidad cántabra de Las Fraguas fue el elegido por Alejandro Amenábar para rodar una de sus cintas más famosas. Construido entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX para el duque de Santo Mauro, Mariano Fernández de Henestrosa, este palacio de estilo pintoresquista inglés se ubica en una finca de 60 hectáreas. Fue también residencia ocasional de Alfonso XIII durante los meses de verano. Hoy es propiedad del duque de San Carlos y no se puede visitar. 

Lo que el viento se llevó

Los derechos de la novela escrita por Margaret Mitchell fueron adquiridos por David Selznick y Víctor Fleming para filmar Lo que el viento se llevó. El escenario sobre el que gira la película, ambientada en los años posteriores a la guerra de Secesión, es la mítica “Tara”, una mansión en Covington, Georgia. La casa de estilo arquitectónico griego ocupa 33.500 metros cuadrados, cuenta con 12 habitaciones, 12 baños, tres lavanderías y nada menos que 12 chimeneas. 

Fue renovada en 2017 con un presupuesto de dos millones de dólares. La histórica casa, que ya tuvo uso hotelero y fue un gran reclamo turístico, salió a subasta en 2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.