0

Invertir en inmuebles, el refugio perfecto en 2022

Muchos ahorradores se preguntan hoy qué hacer con su dinero. Te contamos por qué los inmuebles son una buena alternativa de inversión –y mucho más sencilla de lo que pensabas–. Sobre todo en un entorno marcado por la alta inflación, un fenómeno temporal, según los expertos, pero que extenderá la cuesta de enero algunos meses más. 

En España, el precio de la vivienda nueva y usada creció un 7,5% el año pasado, según la tasadora Tinsa. La subida fue aún mayor en la costa mediterránea (12,5%) y en las islas (8,2%). La pandemia nos ha hecho ahorrar más que nunca –hasta un 23% de nuestros ingresos el año pasado– y los bancos ofrecen poca o nula rentabilidad. Además, los tipos de interés siguen muy bajos, y eso facilita el acceso a la financiación.

La vivienda aparece, pues, como un valor refugio, y hay razones para pensar que seguirá encareciéndose al menos durante 2022. Los precios demuestran un dinamismo notable. La obra nueva crecerá más, dados los mayores costes de construcción. En 2021 el número de transacciones superó las 565.000. CaixaBank cree que la tendencia continuará hasta finales de 2023. 

Inversión inmobiliaria al alcance de todos

¿Y qué puedo hacer yo?, te preguntarás. Gracias a plataformas como Urbanitae, no hace falta pedir una hipoteca para invertir en vivienda. La financiación participativa hace que cualquiera pueda invertir con poco dinero… y financiar el desarrollo de proyectos inmobiliarios. Cuando muchos inversores se unen, sus aportaciones –pequeñas y grandes– se suman y permiten sacar adelante no una vivienda, sino promociones enteras.

En el caso de Urbanitae, solo hacen falta 500 euros para empezar a invertir. ¿Cómo funciona? La plataforma, supervisada por la CNMV, estudia posibles proyectos y selecciona los que ofrecen mejores rentabilidades. Tras establecer condiciones y garantías con los promotores para minimizar los riesgos, publica los proyectos para su financiación. El inversor decide en cuáles quiere invertir, sin pasar por trámites ni gestiones complejos. 

El éxito de la inversión alternativa

Así, el modelo permite que los inversores encuentren una opción atractiva de inversión y brinda a los promotores una fuente alternativa de financiación. Las perspectivas apuntan a que la financiación alternativa en el sector inmobiliario alcanzará el 50% del total en 2025, en línea con lo que ya ocurre en países como Alemania o Reino Unido.

En España, las cifras de Urbanitae dejan claro este potencial: solo en la primera mitad de 2022 hemos financiado más que en todo 2021 –el objetivo es llegar a 100 millones en 2022–. Hasta la fecha, los proyectos devueltos por Urbanitae han tenido una rentabilidad media cercana al 18%. Un retorno a prueba de alzas de precios…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.