0

¿Será 2022 el año definitivo para la sostenibilidad en la vivienda?

El verde está de moda. Al mismo tiempo que la apuesta por la eficiencia energética impera como una de las características más demandadas en la edificación de los inmuebles, la sostenibilidad coge impulso y extiende su presencia a todos los ámbitos de la promoción residencial. 

De hecho, los consumidores están cada vez más concienciados con la adaptación de estándares sostenibles en la construcción inmobiliaria, tal y como se desprende del análisis elaborado recientemente por Fotocasa Research. El 78% de los españoles valora la capacidad que tiene este tipo de edificaciones para conservar la temperatura, mientras que el 70% cree que una residencia “eco” ayuda a ahorrar en el precio de la luz y un 60% que reduce la factura del gas.

Entre aquellos que se plantean realizar reformas en su hogar para incrementar la eficiencia energética, el estudio muestra que el 59,6% mejoraría el aislamiento de las ventanas y el 50,2% el de las paredes. También la reforma del baño y de la cocina para incluir sistemas de aire acondicionado o calderas más eficientes se encuentran entre las prioridades de los encuestados. 

No obstante, el informe de Fotocasa también resalta que el 75% de los españoles reclama beneficios fiscales para incentivar la compra de vivienda eficiente energéticamente como, por ejemplo, la reducción del IVA o del impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP). 

Ventajas de las hipotecas verdes

La fintech Agencia Negociadora, dedicada a la intermediación hipotecaria, destaca que 2022 será el año de las hipotecas verdes, pues “crecerán a ritmo de doble dígito por la mayor oferta de los bancos y las mejores condiciones de contratación”. La compañía explica que habrá un boom de las ayudas ligadas a premiar la eficiencia energética de la vivienda y que también será el año para incentivar la mejora de aquellas residencias que, por sus años de construcción, presenten las calificaciones energéticas menos favorables. 

La gran mayoría de las entidades bancarias españolas ya apuestan por incluir en su cartera productos de financiación sostenible. Y a tenor de las cifras que presenta, por ejemplo, Kutxabank, las hipotecas eco están en auge. Los clientes del banco vasco suscribieron más de 6.000 operaciones bajo esta modalidad en 2021, lo que representó una cuarta parte del total de préstamos hipotecarios que concedió el grupo financiero. 

Actualmente, las hipotecas verdes se otorgan para financiar la compra de una vivienda con certificado energético A o B o para comprar y, posteriormente, reformar una residencia con el fin de mejorar su eficiencia energética al menos en un 30%. Estas son algunas de las ventajas que conlleva adquirir este producto: 

  1. Tipos de interés más bajos. Los bancos ofrecen esta clase de hipotecas con un diferencial más bajo que el que piden en sus productos tradicionales. Además, algunas entidades exigen al comprador tener menos ahorros para la firma el contrato. Por lo tanto, cuanto más eficiente sea la vivienda, más bajo será el interés de la hipoteca o menor será el capital que se necesite aportar como entrada.
  2. Deducciones fiscales. Cuando se trata de reformar una vivienda de segunda mano, el propietario puede acogerse a deducciones fiscales de hasta el 60% en el IRPF o a la línea de avales de hasta 1.100 millones de euros para la rehabilitación de viviendas y edificios residenciales aprobadas por el Gobierno en octubre de 2021. 
  3. Mayor ahorro de energía y suministros. Una ventaja indirecta de las hipotecas verdes es que las viviendas firmadas bajo esta modalidad hipotecaria suponen un ahorro considerable en las facturas energéticas. Según los expertos, una residencia A+ consume en torno a un 30% menos de energía. 
  4. Inmuebles de valor al alza. El valor de las viviendas sostenibles aumenta con los años. Así, un edifico eficiente energéticamente generará una rentabilidad mayor en el futuro que otros más antiguos. Por lo tanto, apostar por una hipoteca eco para reformar el hogar es una muy buena opción. 

Ayudas, beneficios fiscales y condiciones hipotecarias preferentes son los ingredientes de un nuevo escenario que invita a pensar que en 2022 la sostenibilidad llegará definitivamente a la edificación residencial. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.