0

“Nuestro objetivo es crear un ecosistema de movilidad urbana sostenible”

Grandes ciudades como Madrid han experimentado en los últimos años una profunda transformación hacia una movilidad sostenible. Hoy día estamos es frecuente ver pequeños vehículos eléctricos cero emisiones en cada rincón de la ciudad. Pero hace poco más de un lustro el panorama de los coches compartidos no estaba tan claro.

La antigua Car2Go, ahora Share Now, fue pionera en implantar este modelo de negocio colaborativo y hoy día cuenta con competidores locales en todos los mercados. Charlamos con David Bartolomé, director general de Share Now España y presidente de la Asociación de Vehículo Compartido de España (AVCE), sobre los logros de la compañía, sus nuevos proyectos y el futuro de la movilidad sostenible.

Fuisteis los primeros en lanzar el modelo de carsharing en Madrid, en 2015. ¿Por qué Madrid y no otra ciudad para comenzar el negocio?

Madrid es una ciudad viva y muy abierta a las opciones de movilidad sostenible, que además cumple los requisitos clave para operar con éxito una flota compartida, como son su alta densidad de población, un buen desarrollo del transporte público local y su excelente combinación de trabajo, vida y ocio.

En Share Now nos motiva mucho el hecho de que la ciudad de Madrid apoye firmemente la movilidad sostenible, algo que experimentamos desde nuestros inicios en 2015. Desde entonces, nuestro servicio no ha dejado de ganar en popularidad y se ha convertido en una parte integral de la movilidad diaria en la capital española.

¿Cuáles han sido los grandes logros de la compañía en estos seis años de trayectoria?

En todo este tiempo hemos logrado llegar a más de 280.000 usuarios en Madrid, que ahora usan la movilidad eléctrica como opción de movilidad flexible en su vida cotidiana. Hoy en día operamos una flota de 600 vehículos eléctricos en la capital. Además, en mayo abrimos la mayoría de nuestros centros de recarga en Madrid, permitiendo que los usuarios recarguen ellos mismos los vehículos y, a través de esta colaboración, reciban crédito para sus próximos viajes, facilitando aún más la movilidad eléctrica. A nivel europeo, recientemente hemos alcanzado los 200 millones km de conducción eléctrica y aproximadamente 11.000 viajes eléctricos diarios. Si trasladamos estas cifras a Madrid, se refleja que los madrileños han realizado 47 millones de kilómetros en vehículos eléctricos desde el inicio de nuestro servicio en España, una cifra equivalente a dar 1.000 vueltas alrededor del planeta.

¿En qué países operáis actualmente? Dentro de España, ¿tenéis previsto proyectar el negocio a más núcleos urbanos, aparte de Madrid?

Share Now opera actualmente en 16 ciudades de ocho países: Alemania, Austria, Dinamarca, Francia, Hungría, Italia, Países Bajos y España. Creemos que hay que compartir más y poseer menos para que nuestras ciudades sean más habitables.

“Con el programa de recompensas en toda Europa estamos haciendo que la movilidad sostenible sea aún más atractiva para nuestros usuarios”

David Bartolomé, director general de share now españa

Son ya muchas las empresas de carsharing que ahora mismo operan en España. ¿Qué os diferencia del resto de compañías?

Share Now es el original, el inventor del modelo y el líder global. Después tenemos competidores locales en todos los mercados. En Madrid, Share Now ofrece un servicio excelente, con vehículos cero emisiones, con tecnología propia y funcionalidades exclusivas, como nuestro radar. Asimismo, ofrece la posibilidad de cargar los coches y ganar crédito, nuestros bonos o la posibilidad de usar la misma cuenta siempre para estar en otros países en los que operamos.  Del mismo modo, nuestro servicio no se limita a los viajes privados, sino que también puede utilizarse con fines empresariales, lo que permite integrar la movilidad sostenible en el entorno de la empresa.

De igual forma, hemos lanzado el primer programa de fidelización del mundo para carsharing en 14 ciudades de Europa. Con el programa de recompensas de Share Now en toda Europa, estamos haciendo que la movilidad sostenible sea aún más atractiva para nuestros usuarios. Como primer proveedor de carsharing, con este programa ofrecemos a nuestros clientes recompensas exclusivas y aumentamos el atractivo de utilizar la movilidad compartida.

Share Now es fruto de la unión de dos fabricantes de coches tradicionales como BMW y Mercedes ¿A qué responde esta gran apuesta hacia el carsharing de los fabricantes líderes de coches?

Nos une el mismo objetivo: queremos crear un ecosistema de movilidad urbana que satisfaga de forma sostenible las necesidades de movilidad de millones de personas. En este contexto, nos vemos como una herramienta para las ciudades y la política, con la que queremos mejorar conjuntamente la calidad de vida dentro de las ciudades. Un número cada vez mayor de personas en las ciudades quiere tener una movilidad flexible en cualquier momento sin tener que comprometerse a poseer un coche privado. Al ofrecer una flota compartida, estamos dando a nuestros clientes exactamente este fácil acceso a la movilidad flexible e individual. Actualmente estamos asociados con otras compañías del sector para dar vida a la Asociación de Vehículos Compartidos de España (AVCE), y a la Asociación Española de Vehículos Eléctrico (Aedive), entre otras, para fomentar el conocimiento y el uso del vehículo compartido y cero emisiones en el mercado nacional, así como para ofrecer una voz conjunta en pro de los intereses de esta nueva modalidad de transporte.

¿Cómo es el carsharing en tiempos de pandemia? ¿Cómo habéis afrontado el trabajo desde el inicio de la crisis sanitaria?

Para nosotros, la seguridad de todos nuestros clientes y empleados de Share Now es nuestra máxima prioridad. Desde la primavera de 2020, hemos puesto en marcha un estricto protocolo de limpieza que consiste en una limpieza y desinfección continua de los coches con virucidas especiales de larga duración, cada vez que nuestro equipo de servicio entra en contacto con los coches, lo cual es muy frecuente debido a nuestras necesidades de carga. Además, hemos puesto en marcha un equipo especial de COVID que se desplaza rápidamente de coche en coche durante el día, aumentando el número de desinfecciones y garantizando la seguridad de nuestros miembros.

Debido a que la gente tuvo que quedarse en casa, también disminuyó la movilidad general dentro de la ciudad. Algo que también afectó al negocio de los coches compartidos. Sin embargo, con la creciente flexibilización de las restricciones, también aumentó la demanda de coches compartidos y experimentamos una fuerte recuperación de nuestro servicio. Esto demuestra que el carsharing se percibe como una opción de movilidad segura y fiable, que ha mejorado significativamente gracias a nuestro funcionamiento digital y sin contacto, gracias a la aplicación Share Now.

“Cada vehículo de carsharing se utiliza hasta seis veces más que un vehículo privado”

David Bartolomé, director general de share now españa

Está claro que el mundo está cambiando y que se imponen la economía colaborativa o los modelos de negocio colaborativos. En vuestro segmento, el auge de compañías de carsharing está haciendo que mucha gente se replantee tener coche. ¿Cómo veis el futuro del vehículo privado en las grandes urbes?

Actualmente, vemos que los habitantes de los entornos urbanos ya no se aferran a un único modo de transporte, sino que definen cada vez más una combinación de movilidad individual que satisface sus necesidades de movilidad flexible y fiable. El factor decisivo ya no es qué modo de transporte se utiliza para ir de A a B, sino cómo puedo llegar de la manera más eficiente. Esta combinación de movilidad individual vendrá determinada sobre todo por la flexibilidad. En este sentido, el coche compartido ocupa una posición muy prometedora. Además, las grandes ciudades necesitan ir liberando el espacio público para dar cabida a todo tipo de actividades, y los coches compartidos son una ayuda para esa liberalización de espacio y descongestión. Nuestros datos muestran que cada vehículo de carsharing se utiliza hasta seis veces más que un vehículo privado y, por tanto, libera un valioso espacio en las ciudades.

Hablemos ya por último de futuro. ¿Podrías darnos un pequeño avance de vuestras previsiones?

Para nosotros el futuro de la movilidad es compartido e implica la cooperación del sector público y privado para así ofrecer a los usuarios diferentes alternativas de movilidad que sean efectivas y a la vez sostenibles. El carsharing contribuye de manera positiva a la reducción de los niveles de contaminación, ya que cada coche sustituye entre 8 y 20 vehículos en propiedad. De hecho, la movilidad compartida es una alternativa más de transporte dentro del gran abanico de posibilidades que tienen los ciudadanos para desplazarse por las ciudades, que cada vez impulsan más formas de movilidad sostenible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.