0

¿Implanto mi tienda a pie de calle o en un centro comercial?

Las primeras dudas que surgen a la hora de invertir en un local comercial para poner en marcha un negocio de venta de productos al público son … ¿lo establezco a pie de calle o en un centro comercial? ¿Opto por el alquiler o invierto en una propiedad? Para resolver estas cuestiones podemos tener en cuenta algunas referencias.

A finales del tercer trimestre de 2019, el sector retail había acumulado una inversión total de 1.018 millones de euros, de los cuales, un 41% correspondía a los locales a pie de calle y un 42% a los centros comerciales, según datos publicados por Cinco Días. Una vez finalizó el ejercicio, este segmento generó un volumen total de 1.965 millones de euros, conforme a la publicación digital Hi Retail.

La rentabilidad de ambas posibilidades se situó durante 2019 en torno al 4,5% en el caso de los centros comerciales, mientras que los locales a pie de calle llegaron a reportar un retorno de casi el 8%. En uno y otro caso siempre dependerá de la localización geográfica y otras cualidades como los comercios próximos o en qué acera de la calle se encuentra.

En cuanto a las rentas, Portal de l’Àngel, en Barcelona, revalidaba en noviembre, y por décimo año consecutivo, el mérito de ser la calle española donde los locales comerciales son más caros. Con una media de 3.420 euros anuales por metro cuadrado, supera a las vías madrileñas Preciados y Serrano según un estudio elaborado por la consultora Cushman&Wakefield.

En la actualidad, España está reforzando su apuesta por los centros comerciales confiando en el mall del futuro, macrocomplejos con más ocio que centran su atención en la experiencia del usuario. Por su parte, los negocios a pie de calle han sido los que más inversión han recibido de todo el segmento comercial en 2019, según publica EjePrime.

Pero, ¿qué más influye a la hora de elegir dónde establecer un local?

Por último, también hay que tener en cuenta aspectos cualitativos como, en el caso de los locales a pie de calle, el poder elegir el horario de apertura y cierre o no estar condicionados en el diseño y la estética del espacio. Asimismo, son relevantes otros aspectos prácticos como identificar cuál es la mejor arteria comercial, a qué altura de la misma se produce más afluencia, cuál es la anchura de la acera, o cómo pueden afectar los negocios colindantes, etc.

Por su parte, en los centros comerciales hay que valorar que sus gestores apoyan la visibilidad de la marca, y que es un concepto que atrae a una gran masa de gente con predisposición de compra. Además, en estas localizaciones es más sencillo analizar a la competencia de alrededor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.