0

Cinco nuevos perfiles profesionales del sector inmobiliario

Cinco nuevos perfiles profesionales del sector inmobiliario

La demanda de profesionales especializados en el sector inmobiliario va variando al son de las nuevas necesidades de esta actividad. La irrupción de tecnologías basadas en la Inteligencia Artificial, el crecimiento del mercado del alquiler o el despegue del segmento logístico impulsado por el ecommerce son algunas de las variables que han propiciado en los últimos años el nacimiento de nuevos perfiles profesionales en esta área. Estos son algunos de ellos:

  1. Profesionales en matemáticas y física. La incorporación de nuevas herramientas como el Big Data al sector inmobiliario ha provocado que las empresas de este ámbito demanden cada vez más perfiles especializados en matemáticas y física, con el objetivo de analizar, gestionar e interpretar la gran cantidad de datos que ostenta su negocio.
  2. Facility Management Manager. El auge de corporaciones cada vez más complejas y tecnológicas ha impulsado el perfil del Facility Manager especializado en inmobiliario. Un profesional que se encarga de administrar de forma centralizada todos los recursos imprescindibles para que un inmueble sea operativo y ofrezca su máximo rendimiento. Entre sus funciones se encuentran la supervisión de equipos, la gestión de proveedores y recursos inmobiliarios, el control de maquinarias, atestiguar el correcto funcionamiento de las instalaciones, cuidar que el edificio cumpla las regulaciones y normas o la resolución de problemas medioambientales, de salud y seguridad. El buen desempeño de este profesional supone un importante ahorro económico para las compañías y una garantía de que el edificio mantendrá un correcto funcionamiento.
  3. Property Manager. El boom del mercado de alquiler ha provocado que en los últimos años surja una nueva figura laboral, el gestor de propiedades. Un profesional que se encarga de todas las gestiones que implica arrendar un inmueble: desde enseñar el piso a los posibles inquilinos, redactar y registrar contratos hasta la limpieza y acondicionamiento de la vivienda, la gestión de las reparaciones o darle solución a las quejas. Asimismo, puede recomendar técnicas de marketing y otras estrategias publicitarias al propietario para maximizar la tasa de ocupación y el nivel de rentas.
  4. Personal Shopper. Esta figura importada de países anglosajones llegó a España en 2010 pero es ahora cuando está adquiriendo una mayor relevancia. Se encarga de asesorar, facilitar la búsqueda y proteger al comprador de una vivienda. Entre sus funciones destacan la de buscar un inmueble acorde a las necesidades y gustos del futuro propietario; negociar el precio del mismo; localizar los posibles vicios ocultos de una propiedad; analizar las infraestructuras y las proximidades del inmueble y recopilar y aportar la documentación necesaria para realizar los trámites de compra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.