48 0

Los 8 consejos que nunca te han dado antes de comprarte tu primera casa

comprar primera casaComprarse un inmueble es una de las decisiones más importantes de tu vida. Los bienes inmuebles tienen precios elevados, y, probablemente, estés pagándolo durante bastantes años. Una hipoteca te mantendrá “atado” a una entidad financiera durante los años que tardes en pagar tu casa, y con una deuda que deberás pagar mes a mes durante el periodo estipulado.

Por ello, es muy importante realizar un buen estudio financiero personal. De igual manera que las inversiones precisan de una serie de conocimientos más profesionales, a la hora de comprar una vivienda es recomendable tener varios aspectos a considerar.

Según Dana Bull, experta en inversiones inmobiliarias de Estados Unidos, son ocho las consideraciones que se deben valorar. Con su experiencia en el sector, Bull se dedica a ayudar a los compradores a escoger las mejores operaciones. A continuación, vamos a ver cuáles son esas particularidades que se deben tener en consideración antes de comprar.

1. Proceso de compra. Es importante valorar cómo vas a comprar la vivienda. Hay que valorar cuestiones como las siguientes: ¿vas a subrogarte a una hipoteca? ¿Qué entrada puedes pagar? ¿Cuántos años pretendes invertir? ¿Cuáles son tus ingresos actuales y cuáles esperas tener en el futuro?

Son cuestiones importantes porque de ellas depende el coste total que realmente tendrá el inmueble para ti. A nivel legal, los procesos de compra están más vigilados que nunca, tras los abusos que se cometieron años atrás por parte de algunas entidades bancarias.

Eran los tiempos del boom del ladrillo. Ahora, las condiciones de las hipotecas están mejor reflejadas en los contratos. Y muchas prácticas anteriores han sido consideradas como abusivas por los tribunales, por lo que han desaparecido de las prácticas habituales de los bancos. Cláusulas suelo, gastos de formalización de hipoteca, elección interesada y manipulación de los índices que marcaban el interés a abonar, etc.

En ese sentido, estamos más protegidos que nunca, especialmente tras la trasposición de diversas directivas europeas, que han aportado una mayor protección legal para el consumidor que contrata este tipo de productos bancarios.

Sin embargo, debes dar una respuesta a las preguntas que planteábamos al inicio de este punto, para sentar las bases del producto hipotecario en cuestión, y los costes derivados del mismo.

2. Planificación. Hacer una planificación familiar es fundamental antes de adquirir un inmueble. Desde los gastos fijos que se tienen hoy día, los opcionales o variables que se suelen tener, lo reservado al ahorro y los nuevos que traerían consigo la compra de la vivienda. Un control exhaustivo de las finanzas familiares es un paso indispensable antes de dar ningún otro paso.

3. Consultar con expertos. No está de más tener en cuenta la opinión de expertos en el tema. Teniendo todos los datos de interés sobre tu situación personal, la de tu familia, así como la de la inversión, un experto en el tema podrá darte una serie de consejos para llegar a conclusiones difíciles de obtener por tu cuenta. En este sentido, este tipo de expertos pueden recomendar también las mejores opciones en cuanto a desgravación de impuestos, cambios de normativa, etc. Por ejemplo, hay ciertos requisitos que se deben cumplir si quieres desgravarte por la compra de una vivienda. El experto tendrá toda la información actualizada y podrá darte los pasos concretos para que dicha adquisición sea lo más rentable para ti.

4. Valora y evalúa las opciones del inmueble, en cuanto a una posible reestructuración del mismo. ¿Requiere reforma? ¿Quieres modificar la estructura de forma total o parcial? ¿Algún otro tipo de obra?

Este punto es fundamental, porque modifica considerablemente el presupuesto. Un ejemplo práctico de su relevancia lo tenemos en los propios análisis financieros de nuestros proyectos.

En Urbanitae, una de las estrategias de inversión es la que se conoce como de rentas. En ella se priorizan inmuebles con un alto potencial de alquiler, y se intenta aportar valor al mismo mediante la reforma. En estos casos, detallamos el coste de la reforma habiendo valorado previamente la rentabilidad que ofrecerán los alquileres. Actuar con transparencia en este sentido es la única fórmula para tener las cuentas claras y valorar la rentabilidad de una inversión. En tu caso, al adquirir una vivienda, debes actuar del mismo modo; es decir, teniendo en cuenta y con exactitud el coste de cualquier reforma post-venta que requiera la vivienda en cuestión.

consejos comprar casa

5. Sé realista. A pesar de que una entidad financiera te conceda la hipoteca, tú tienes la última palabra, y eres quien debe considerar si realmente podrás tener una vida que quieres llevar, y hacer frente a todos tus gastos sin que ello suponga un problema. Tú sabes si vas a querer cambiar algo en tu vida, irte de vacaciones o comprarte un coche después de comprar la vivienda, por lo que eres tú quien debe valorar si realmente puedes asumir ese gasto.

6. Ubicación. La ubicación de un inmueble es fundamental. En primer lugar, influye de manera directa en el precio; y en segundo lugar, los servicios que haya alrededor, así como el tipo de zona harán que estés más o menos a gusto viviendo en ella, y que con el tiempo gane o pierda valor. Este factor es muy importante que lo consideres antes de comprarte la casa, y lo evalúes a conciencia. Es otra de las claves a la hora de seleccionar proyectos inmobiliarios en Urbanitae: seleccionamos inmuebles de alto valor comercial. Podemos hacerlo porque, a pesar de tener un coste más alto, la fuerza del crowdfunding nos permite crear un músculo financiero potente. Una capacidad de inversión tan alta como los grandes inversores profesionales. Lo que, a su vez, nos permite acceder a las altas rentabilidades de un inmueble de gran capacidad y con una ubicación excelente.

7. Sé tu propio abogado. Infórmate acerca de todas las leyes, las últimas novedades y normativas aprobadas, para poder acogerte a las posibles ayudas, o para que no puedan aplicarte algunas de las derogadas (no olvidemos los problemas de la cláusula suelo, por ejemplo). Puedes contratar un abogado que lo haga por ti, pero tenlo en cuenta e infórmate. Cuatro ojos ven más que dos.

8. El control es tuyo. Hagas lo que hagas, nunca olvides que tú tienes la última palabra. Sobre todo cuando no estés de acuerdo con alguna cláusula, con el precio o algún otro tipo de característica, tú eres quien va a decidir si te quedas o no con esa vivienda, así que mantén la calma y tómate todo el tiempo que necesites para valorar finalmente la compra de un inmueble.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *