0

Wallapop: «El sector de la segunda mano sigue en crecimiento»

Entrevistamos a Federico Coll, Head of Community Operations de Wallapop.

Tras cerrar una ronda de financiación de 157 millones de euros hace un año y alcanzar una valoración de 690 millones de euros, Wallapop se ha consolidado como la compañía líder en la venta de productos de segunda mano en España. Además, Federico Coll, Head of Community Operations, asegura que su objetivo es empoderar a las personas para que participen en un modelo de consumo más humano y sostenible, basado en la economía circular. Para ello, Wallapop está dispuesta a derribar las barreras del mercado de compraventa de segunda mano y construir un ecosistema de inventario único en Europa.

¿Cuándo, cómo y por qué surge Wallapop?

Wallapop nació en Barcelona en 2013 con la idea de conectar a las personas que quisieran vender lo que ya no necesitaban a través de sus móviles de una forma rápida y sencilla. Desde sus inicios, Wallapop ha contribuido a la innovación en la industria de los clasificados online y el mercado de segunda mano: nuestro objetivo es empoderar a las personas para participar en un modelo de consumo más humano y sostenible, basado en la economía circular.

Tras ocho años de trayectoria en el mercado, ¿en qué momento se encuentra actualmente la compañía?

Wallapop cuenta con una comunidad de alrededor de 15 millones de usuarios en España, que han dado una segunda oportunidad a más de 180 millones de objetos usados con experiencias de transacciones en persona, como a través de la experiencia e-commerce intermediado que ofrece Wallapop Envíos. Este servicio, que actualmente supone alrededor del 20% de todas las transacciones en la plataforma, se encuentra en pleno crecimiento: durante el primer semestre de 2021, sus ingresos aumentaron un 80% en comparación con 2020 (sin incluir los meses en los que Wallapop Envíos paralizó su actividad debido al confinamiento).

El sector de la segunda mano sigue en crecimiento. Este avance se refleja en nuestro estudio La Red del Cambio, donde analizamos que uno de cada tres españoles ya compra más artículos de segunda mano que antes del comienzo de la pandemia. Y en los próximos cinco años, uno de cada cinco españoles tiene previsto comprar más productos de segunda mano que nuevos.

En este contexto, Wallapop ha demostrado su solidez en el mercado. En febrero de 2021, anunciamos una ronda de financiación en Serie G de 157 millones de euros, liderada por Korelya y NAVER, que aumentó el valor de la compañía a 690 millones de euros.

¿Cuál es la acogida del público español respecto a la adquisición de productos de segunda mano?

Comprar y vender productos de segunda mano es un hábito que se ha ido normalizando en la sociedad española, y su crecimiento se ha consolidado desde la llegada de la pandemia, potenciado por la oportunidad económica que supone y por una mayor sensibilidad acerca del cambio climático. De hecho, esta es precisamente la preocupación que más inquieta al 55% de los españoles, según La Red del Cambio.

Ese mismo estudio revela que la sostenibilidad es el aspecto mejor valorado del consumo de segunda mano para un 65% de los españoles, que se suma a los beneficios tradicionales como poder alargar la vida de objetos plenamente funcionales que ya no usan, obteniendo un pequeño importe para recuperar la inversión inicial, o acceder a productos de calidad a precios más asequibles o no disponibles en el mercado de primera mano.

Hablemos del secreto del éxito de Wallapop y de su modelo de negocio. ¿Qué diferencia a la compañía respecto a sus principales competidoras? ¿Cuáles son vuestras principales vías de ingresos?

Wallapop fue pionera en crear una plataforma de compraventa de segunda mano basada en una aplicación móvil, en la que los usuarios pudieran comprar y vender los objetos que ya no necesitaban cerca de ellos, mediante nuestra tecnología de geolocalización. Gracias a su facilidad de uso, la app fue muy bien acogida desde el principio: de hecho, según nuestros cálculos, el 72% de la población española ha utilizado Wallapop en alguna ocasión. 

En paralelo, desde Wallapop hemos seguido innovando a lo largo de los años, con servicios como Wallapop Envíos, que permite a las personas comprar o vender productos independientemente de la distancia geográfica entre comprador y vendedor, gracias a nuestros acuerdos con proveedores logísticos como Correos o SEUR.

En cuanto a nuestras principales vías de ingresos, Wallapop se apoya en tres pilares, Wallapop Envíos; distintas suscripciones y servicios para vendedores profesionales, la mayoría en la categoría Motor; y, por último, anuncios dentro de la app y de la web.

¿Qué tipo de productos o servicios tienen más salida dentro de la plataforma?

En general, las categorías más populares entre nuestros usuarios son Moda y Accesorios, Bebés y Niños, y Hogar y Jardín, aunque en el último año han despuntado los artículos para hacer deporte. Además, los vehículos de motor tienen gran relevancia: actualmente Wallapop es la segunda plataforma con mayor volumen de oferta de coches de segunda mano (la primera, si consideramos exclusivamente los vehículos de vendedores particulares).

En vuestros servicios precisamente encontramos la “categoría inmobiliaria”, ¿de qué trata en concreto este servicio? ¿Qué acogida tiene dentro del público?

Además de comprar y vender productos de segunda mano, los usuarios también pueden anunciar servicios o bienes inmuebles. En este último caso, los usuarios pueden publicar hasta dos anuncios de compra, venta o alquiler de inmuebles de forma gratuita. En el caso de que deseen superar esta cifra, deberán contratar uno de los tres planes de suscripción específicos para esta categoría (Wallapop PRO inmobiliaria), que se encuentran disponibles y ofrecen ventajas como, por ejemplo, anuncios sin fecha de caducidad,  distintivo de vendedor profesional en el perfil o la posibilidad de añadir información extra sobre su negocio  (número de teléfono, dirección del establecimiento, horario, etc.).

¿Cuál es el perfil o perfiles de vuestros usuarios?

No existe un perfil único de usuario en cuanto a género o edad en la comunidad Wallapop. En general, se trata de usuarios que buscan objetos plenamente funcionales a buen precio, o que desean dar una segunda vida a artículos que ya no utilicen para poder así recuperar una parte de la inversión inicial.

Estáis presentes en casi todas las provincias de España, ¿tenéis planes de expansión a otros países? ¿Y alguna nueva ronda de financiación a la vista?

Durante los últimos años, nuestro objetivo fue centrarnos en el mercado español -donde estamos presentes en todo el territorio-, con el fin incrementar el número de usuarios en nuestra plataforma y contribuir a que los productos de segunda mano fueran la primera opción de compra entre nuestros consumidores.

No obstante, en septiembre de 2021 emprendimos una nueva fase de expansión internacional, con la llegada de Wallapop a Italia. Nuestra ambición es derribar las barreras del mercado de compraventa de segunda mano y construir un ecosistema de inventario único en Europa, que pueda continuar expandiéndose en el futuro y que facilite a todas las personas participar en un modelo de consumo más sostenible.

No podíamos dejar de hablar de la pandemia ¿Qué repercusiones tuvo la irrupción de la COVID-19 en vuestra compañía? ¿Algún aprendizaje después de esta situación?

La pandemia de la COVID-19 nos permitió reflexionar sobre nuestra evolución y nuestros planes de futuro. Estamos muy orgullosos de que Wallapop sea una empresa sólida y establecida, por lo que no tuvimos que hacer ningún ajuste a corto plazo.

Durante el confinamiento, que detuvo nuestra actividad, trabajamos en un plan de seguridad para que nuestra comunidad pudiera seguir operando en la plataforma, y a la vez nos enfocamos en reactivar nuestro servicio Wallapop Envíos. Cuando se levantaron las restricciones, experimentamos un aumento del 50% en nuestra actividad a través de este servicio en comparación con una semana estándar de febrero de antes de la pandemia. En paralelo, la cantidad de productos anunciados durante ese período aumentó un 40% respecto a semanas anteriores, dado que muchos españoles aprovecharon el confinamiento para identificar objetos que ya no usaban y darles una segunda vida.

A lo largo de 2020 seguimos trabajando en nuevas funcionalidades para facilitar la compra y venta en un contexto pandémico, como el nuevo servicio de recogida a domicilio de Wallapop Envíos, en colaboración con SEUR, que permite a las personas comprar y vender artículos de segunda mano sin necesidad de salir de casa.

¿Qué planes tenéis a futuro?

Nuestro objetivo es seguir expandiendo la huella de Wallapop. Para ello priorizamos hacer crecer el número de nuestros usuarios en España y en Italia, y trabajamos cada día para ofrecer a nuestra comunidad una experiencia de primer nivel, con servicios y funcionalidades innovadoras. Queremos construir un ecosistema de inventario único en Europa que facilite la participación de todos en un modelo de consumo más consciente, humano y respetuoso con el planeta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.