71 0

Venta o alquiler a primera vista

Una imagen vale que mil palabras y al igual que ocurre con otras cosas, la primera impresión muy a menudo es la que cuenta. Si estás pensando en alquilar o vender tu casa, además de tasarla correctamente y cumplir con todos los requisitos, es fundamental contar con buenas imágenes que reflejen con exactitud lo que ofreces. Se trata de destacar y de llamar la atención del posible inquilino, por lo que las fotos deben ser impecables para conseguir nuestro objetivo.

En el campo de la imagen no todo vale y con unas simples pautas podrás tener un book profesional de tu hogar. Te damos algunos trucos para que parezca digna de una revista de decoración.

  • Contenido: fotografía toda la vivienda (salón, terraza si tiene, comedor y cocina, habitaciones y, por último, el baño), las zonas comunes como el portal, el garaje, el jardín si es comunitario, la fachada…  Si tiene bonitas vistas, sácales el máximo partido. Destaca lo que pueda ser interesante como armarios empotrados, electrodomésticos en buen estado, un jacuzzi si lo tienes… En el caso de que vivas con animales domésticos, es mejor que no aparezcan en las fotos. Y una regla de oro: cuidado con las fotos a los espejos: ¡que no se te vea ni a ti ni a nadie!
  • Orden y limpieza: aunque sea obvio, todo debe estar limpio y recogido, sin nada por medio. Es preferible ocultar nuestros objetos personales, pero dejar sin embargo algún detalle decorativo (plantas, adornos, cuadros) puede hacerla más atractiva y acogedora. Colocar bien los cojines en el sofá, un centro de flores en una mesa o una planta bonita delante de una ventana aportarán este toque.
  • Luminosidad: una casa oscura no vende y es muy importante que se vea luz. Para ello, enciende todas las luces de la vivienda, aunque sea de día. Evita el uso del flash en la medida de lo posible y si fotografías o grabas frente a una ventana por la que entre mucha claridad procura que favorezca la escena y no deslumbre.
  • Amplitud: para poder mostrar una habitación entera, colócate en la esquina para abarcar el mayor ángulo posible.  Si el espacio es pequeño, te recomendamos realizar panorámicas. Hoy en día la inmensa mayoría de los smartphones tienen una aplicación que permite realizar este tipo de fotografías.
  • Formato de las fotografías: utiliza el mismo para todo el reportaje y opta por las fotos horizontales mejor que las verticales (tienen un efecto panorámico).
  • Distancia: evita utilizar el zoom del teléfono y acércate más a tu objetivo para realizar la instantánea. Además, para que las imágenes no salgan torcidas o con mala perspectiva, busca la frontalidad, que se vea algo de suelo y algo de techo.
  • Video: si optas por realizar un vídeo, organiza bien tu recorrido y pasea despacio por cada estancia para que se pueda ver lo máximo posible.
  • Retoques: antes de publicar las fotos puedes editarlas o retocarlas utilizando las numerosas aplicaciones que están disponibles para, por ejemplo, mejorar el contraste, la luz, el color, el encuadre. Por lo que respecta a los vídeos, podrás editarlos, recortarlos y montarlos con un programa de edición.
  • Tamaño: no olvides reducir el tamaño de las fotos a la hora de subirlas a la web ya que, si pesan mucho, tardarán en cargarse y podrás perder posibles interesados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *