0

El sector inmobiliario confirma su apuesta por la digitalización

El mercado inmobiliario ha experimentado en los últimos meses un profundo desarrollo tecnológico. La pandemia, el confinamiento y las restricciones han obligado a muchas empresas a reinventarse y apostar por la digitalización, hasta el punto de poder afirmar que la crisis de la Covid19 se ha convertido en una auténtica aliada en este sentido.

De hecho, un reciente estudio realizado por CBRE,  que analiza la madurez digital del sector inmobiliario, arroja que el 85% de las compañías aumentaron o mantuvieron su inversión en este ámbito en 2020 respecto a 2019. Y, a pesar de que el grado de madurez digital de la mayor parte de compañías del sector aún no se encuentra en una posición muy avanzada, estamos en el camino correcto, ya que la industria pone de manifiesto su amplia voluntad por transformarse, e incluso, por aumentar su inversión en este campo.

Dicho estudio también hace referencia a los resultados de la propia digitalización. Tanto es así que, el 83% de los consultados prevé un impacto moderado o significativo en sus ingresos en los próximos cinco años, gracias a la inversión que ha destinado a esta área.

La financiación, los incentivos fiscales y la formación en desarrollo de nuevas tecnologías, por su parte, serán los pilares que permitirán acelerar la transición digital en nuestro país, tal y como apunta Carlos Casado, director de operaciones y responsable de transformación digital de CBRE España.

Auge de las ‘proptech’

En este contexto, cada vez son más las soluciones con base tecnológica que están transformando el sector inmobiliario y que han configurado un nuevo segmento de actividad que se engloba dentro del término proptech. Aquí encontramos múltiples derivadas, algunas ya consolidadas como el portal Idealista, y otros relativamente más novedosos, como nuestro modelo de crowdfunding inmobiliario.

La nómina de aplicaciones es muy extensa y sigue creciendo. Es el caso de las plataformas digitales de compraventa o alquiler de inmuebles que ofrecen la previsualización del activo por medio de tours virtuales basados en herramientas de realidad virtual, y posteriormente, la posibilidad de cerrar cualquier tipo de operación. Esta inmersión virtual permite, en primer lugar, aportar valor y, en segundo lugar, acercar de manera más sencilla y segura al comprador los activos disponibles.

La tecnología Big Data y su desarrollo a través de la Inteligencia Artificial (IA) son otros ámbitos en los que se están produciendo importantes avances dentro del sector inmobiliario. Un ejemplo de ello es el Instituto de Valoraciones (IV), que ha diseñado una tecnología capaz de realizar valoraciones automáticas de cualquier activo y valoraciones masivas de carteras de activos.

También han surgido nuevos modelos de negocio dentro del mercado de los servicios financieros inmobiliarios, como son las hipotecas tecnológicas o hipotech, fintech especializadas en buscar los mejores préstamos para vivienda en función de las necesidades y posibilidades financieras del cliente.

Estas son solo algunas muestras de innovación en el ámbito proptech, pero cada día son más las alternativas, como puede comprobarse en nuestra sección de entrevista Protagonistas Proptech. En el contexto actual, la tecnología es un catalizador de desarrollo para el sector inmobiliario y una clara ventaja competitiva para aquellas compañías que hagan una apuesta decidida en esta línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.